Vista aérea de La Línea de la Concepción

Vista aérea de La Línea de la Concepción TURISMO DE CÁDIZ

España LA ESPAÑA CENTRÍFUGA (I)

Los renglones torcidos de La Línea

El municipio gaditano, primera parada de la serie, confía en hallar en la designación de ciudad autónoma el remedio a los males del narcotráfico, el paro y la exclusión

En La Línea al chicle le llaman ‘chinga’, a la levadura ‘bequinpauda’ y a la rebeca ‘yersi’. Un buen linense que se precie de serlo se da estos días un ‘washi’ en la playa y, cuando está ‘aliquindoi’, es que se halla en alerta. La ciudad está marcada por La Roca que domina su paisaje y define su carácter fronterizo, hecho de palabras moldeadas del inglés. Reino, a su pesar, del narcotráfico y el paro, La Línea de la Concepción aspira a cambiar sus renglones torcidos y ser otra cosa, tal vez una ciudad autónoma.

Entre Sierra Carbonera y el peñón de Gibraltar, se desparrama desde hace 151 años La Línea, el municipio gaditano que inaugura una serie con la que a lo largo de las próximas semanas El Independiente recorrerá la geografía española, en busca de los territorios -provincias, ciudades o comarcas- que reclaman un nuevo encaje territorial. En este caso, las pretensiones de La Línea nacen de décadas sintiéndose en los márgenes. Una realidad que avalan los datos: Es la segunda ciudad de España con mayor tasa de desempleo y se cuenta entre las localidades con menor renta neta media anual por habitante.

No me resigno a que mi pueblo sea una cloaca en la que acaban los desperdicios que en otros sitios no quieren

JUAN FRANCO, ALCALDE DE LA LÍNEA

“No me resigno a que mi pueblo sea una cloaca en la que acaban los desperdicios que en otros sitios no quieren”, replica a este diario su alcalde, Juan Franco, consciente de las sombras que proyecta el callejero de la que algunos han apodado “la capital del narcotráfico”. “Las sombras están ahí. Nosotros hemos intentado darles luz. Esto es como el que tiene un problema de drogadicción o alcoholismo. Lo primero que tiene que hacer para arreglarlo es reconocer que lo tiene”, arguye.

El remedio a narcos, paro y exclusión

Franco, funcionario del ayuntamiento linense, es uno de los regidores más votados del país. Su formación, La Línea 100 por 100, barrió en las elecciones municipales de 2019. Obtuvo 21 de los 25 concejales, arrinconando a PSOE (3) y PP (1). El punto estrella de su programa era precisamente buscar un remedio a una situación sombría, marcada por la ausencia de esperanzas, la exclusión social, la falta de servicios públicos, la droga como su motor más lucrativo y la ausencia de oportunidades laborales. El antídoto, a juicio de Franco y los suyos, es cambiar de piel: dejar de ser un municipio más y convertirse en ciudad autónoma.

El pasado julio el pleno municipal puso en marcha el reloj de una incierta consulta popular, que debe contar con el plácet del consejo de ministros. La propuesta cosechó la abstención de los tres concejales del PSOE y la ausencia del representante del PP, alegando motivos laborales. “Lo que estamos intentando es buscar una solución a nuestros problemas dentro del marco constitucional y legal que tenemos. No se nos pasa por la cabeza hacer algo ilegal. Tampoco vamos a poner urnas sin autorización”, advierte Franco en alusión al “procés” catalán.

Atardecer en la Linea de la Concepción eliahh

“Hemos pedido autorización al Consejo de Ministros para celebrar una consulta popular en los términos que establece la normativa autonómica y estatal”, precisa el alcalde, confiado en que las noticias llegarán a partir de septiembre. “Si nos contestan que no, tenemos un plazo para que en el caso que lo consideremos oportuno poder impugnar esa decisión ante el Tribunal Supremo”, avisa quien está decidido a llevar el asunto hasta las últimas consecuencias. «Moriremos por La Línea. Mis aspiraciones políticas empiezan y acaban en la alcaldía».

En las calles linenses, el apoyo a la mudanza administrativa resulta mayoritario. “La situación es muy complicada y se necesitan soluciones urgentes”, señala a este diario Lorenzo Pérez-Periáñez, vicepresidente de la asociación empresarial local. “El proyecto de ciudad autónoma podría ser una buena respuesta. Esta ciudad tiene muy poco suelo y no puede haber sector primario. El modelo debería ser el turismo que tiene unas condiciones bastante idóneas y un régimen fiscal reducido para que ciertas actividades se puedan instalar aquí, como servicios financieros, empresas de juego online y compañías de seguros. Más ahora que muchas de estas empresas, como consecuencia del Brexit, han tenido que salir de Gibraltar”, esboza.

«Necesitamos de una fiscalidad especial porque nos estamos encontrando que, como resultado del Brexit, empresas radicadas en Gibraltar se han ido o están haciendo las maletas»

JUAN FRANCO, ALCALDE DE LA LÍNEA

A imagen de Ceuta y Melilla

Las ventajas fiscales, con el espejo de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, son unas de las razones que alegan quienes defienden un nuevo estatus para el enclave al que Alfonso XIII otorgó título de ciudad en 1913. “Necesitamos de una fiscalidad especial porque nos estamos encontrando que, como resultado del Brexit, empresas radicadas en Gibraltar se han ido o están haciendo las maletas y estamos perdiendo población porque van a sitios donde tienen una fiscalidad más confortable”, esgrime el alcalde. “Lo que pedimos es un régimen fiscal especial para el sector de juegos online, seguros y financiero que se van a marchar del entorno de Gibraltar y queremos que se establezcan aquí”.

“Creo que el Gobierno de España ganaría porque ampliará sus bases fiscales y nosotros ganaríamos puestos directos que a su vez generarían un montón de puestos indirectos”, advierte Franco. El regidor ilustra el éxodo de empresas en la salida de Bet365, un gigante del juego online que ha trasladado su cuartel desde la colonia británica a Malta. “Se perdieron 500 puestos de trabajo que se podrían haber quedado en España”, desliza.

Frontera entre La Línea de la Concepción y Gibraltar.
Frontera entre La Línea de la Concepción y Gibraltar. EP

Otra de las coordenadas que enlazan a la ciudad gaditana con las plazas españolas en África es la falta de atractivo entre los empleados públicos. “Los funcionarios no lo consideran un destino atractivo. Las tasas de rotación, por ejemplo, en los centros educativos es del 70 por ciento. El hospital de la Línea, con una plantilla de 950 profesionales, tiene 250 vacantes. Habría que establecer un régimen singularizado para que estos profesionales estén aquí y presten unos servicios de calidad de los que ahora mismo adolecemos”, reclama Franco.

La singularidad de lindar con Gibraltar

“El punto diferente es que uno de cada seis residentes en la ciudad trabaja en Gibraltar. Emigran diariamente a un país extranjero, cotizando en el extranjero. La realidad es que, cuando se jubilen, contarán con unas pensiones sensiblemente más bajas que las que hay en España. Hay que estudiar cómo paliar esa situación porque la población se está depauperando a pasos agigantados”, alerta. Su plan cuenta con el rechazo de socialistas y populares. Para el PSOE, se trata de “un engaño y una petición imposible de materializar”. El PP lo tacha de “populismo” que persigue “engañar a los ciudadanos jugando con el sentimiento linense”.

“Si dicen que no, los gobiernos central y autónomico tendrán que venir a explicar a la ciudad el futuro que tienen pensado para nosotros. Hasta la fecha, lo que nos encontramos es olvido, abandono y maltrato”, responde Franco. “Y los representantes de PSOE y PP en la ciudad tendrán que explicar que alternativa tienen más allá de mandar a policías y guardia civiles, sin ningún tipo de plan social ni de empleo ni de inversiones ni de nada”, añade.

La propuesta de ciudad autónoma, a la que el alcalde se agarra como último recurso para resucitar la ciudad, se basa en un dictamen sobre viabilidad encargado por el consistorio a Antonio de Cabo de la Vega, catedrático de derecho constitucional de la Universidad Complutense de Madrid. En sus 87 páginas, el documento subraya sus singularidades para defender la posible activación del artículo 144 a) por parte del legislador orgánico estatal”, una vía usada únicamente hasta la fecha por la Comunidad de Madrid.

“Reúne -argumenta el texto- un conjunto de características singulares únicas en España: es el único municipio europeo que linda con un territorio pendiente de descolonización según las Naciones Unidas; el único que es contiguo a un territorio, el istmo, sobre el que pesa una reclamación permanente de soberanía por parte de España; el único que hace frontera con un aeropuerto militar de otro Estado con el que no hay coordinación de ningún tipo, con los riesgos de seguridad que ello conlleva para la población del municipio y, en fin, es uno de los territorios que más están sufriendo, y de forma más directa e intensa, las consecuencias del Brexit, dada la dependencia económica con Gibraltar”.

¿Cree usted conveniente que el Ayuntamiento de La Línea de la Concepción eleve al Gobierno de la Nación y a las Cortes Generales una petición para instar la conversión del municipio en comunidad autónoma, de acuerdo con el art. 144 a) de la Constitución Española?

PROPUESTA DE PREGUNTA EN UNA HIPOTÉTICA CONSULTA

Quienes piden un nuevo régimen para La Línea niegan que su intención sea soltar amarras con el entorno. “No tiene por qué implicar la salida de la provincia de Cádiz. Ningún artículo de la Constitución dice que un territorio como el nuestro, si se constituyera en ciudad autónoma, tuviera que salir de la provincia ni que se alteren los límites territoriales de la provincia”, comenta Franco. “Aquí no hablamos de una cuestión de sentimiento porque no sentimos más españoles que nadie. Estamos en un territorio de frontera y llevamos a gala nuestra españolidad. Tampoco estamos discutiendo que a nivel sentimental no nos sintamos gaditanos ni andaluces”.

Gibraltar nos ha dado lo que el Estado español no nos concedió nunca

Lorenzo Pérez-Periáñez, vicepresidente de la asociación empresarial local

“Simplemente -agrega el alcalde- es que con la receta que nos han aplicado los resultados están ahí. Nos encontramos con una serie de problemas institucionales, jurídicos, administrativos y económicos de todo tipo y lideramos los rankings negativos de cualquier cosa que se analice”. A catorce kilómetros de Marruecos, el principal productor de hachís del mundo, La Línea lleva décadas litigando con el fantasma del narcotráfico y una cultura del dinero fácil que ha envenenado a varias generaciones de jóvenes.

“Un dos o tres por ciento de la población se dedica a esa actividad despreciable y nos da una imagen lamentable en el resto del país que acaba amargando la vida al resto de la población»

JUAN FRANCO, ALCALDE DE LA LÍNEA

“Un dos o tres por ciento de la población se dedica a esa actividad despreciable y nos da una imagen lamentable en el resto del país que acaba amargando la vida al resto de la población. Yo lo que quiero es que se endurezcan las leyes y que esa gente se pudra en la cárcel. El 98 por ciento de la población no tiene por qué aguantar que el dos por ciento por ciento sean unos delincuentes”, asevera el regidor.

Más allá de la economía sumergida y la que se desarrolla en las orillas, el empresario estima que el 60 por ciento del PIB local procede del otro lado de La Verja. “Gibraltar nos ha dado lo que el Estado español no nos concedió nunca. Tenemos 15.000 trabajadores transfronterizos y una multitud de empresas que exportan bienes y servicios a Gibraltar. Es una dependencia enorme y habría que ir hacia una economía complementaria e independiente”, opina Pérez-Periáñez. En la tierra donde hacer “nitin” es hacer punto, se deshilvana estos días una madeja de agravios y olvido. “La ciudad autónoma es solo una cuestión administrativa. No es que por eso nos deje de gustar el gazpacho ni el flamenco”, bromea el comerciante.  

Comentar ()