Cataluña debe votar en un referéndum sobre la independencia antes de 2030. Así lo ha asegurado hoy el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, en una entrevista en TV3 en la que ha recordado a Pedro Sánchez que su Gobierno depende de los avances en la Mesa de Diálogo con los independentistas.

Aragonés, que ha reclamado una vez más el apoyo de la CUP a su proyecto de presupuestos, ha negado que el apoyo a los Juegos Olímpicos de Invierno en el Pirineo no suponga una renuncia a la independencia y a apuntado que «antes de los juegos Cataluña habrá votado».

El presidente catalán, reacio a poner fechas concretas al proceso independentista, ha defendido así tanto su apuesta por los Juegos como por la ampliación del Aeropuerto de El Prat, que rechazan la CUP y los comunes, sus dos posibles socios a la hora de aprobar las cuentas para 2022. «No se trata de dejar la independencia para dentro de diez años ni de que cualquier apuesta por el desarrollo económico suponga renunciar a la independencia» ha argumentado.

«Si no se cumple el acuerdo de investidura todo salta por los aires» avisa a Pedro Sánchez

«Lo que queremos es un procedimiento acordado, que Cataluña pueda votar de forma reconocida, cuanto antes mejor» ha insistido el republicano. En este contexto, ha recordad al presidente del Gobierno que «fue investido con un acuerdo en el que se comprometía a impulsar la mesa para una solución política». Si no se cumple ese acuerdo, ha añadido, «todo salta por los aires». Aragonés se refería así a la estabilidad de la mayoría gubernamental en el Congreso.

El presidente catalán ha defendido que el independentismo «hemos hecho más que nadie» para llevar adelante ese diálogo. Y ha insistido en que «no puede haber una negativa constante del Estado a votar la independencia, esta negativa solo se puede mantener a base de represión e inestabilidad».

Movilización independentista

En este contexto, ha llamado «a todos a movilizarse» en las manifestaciones convocadas para el Onze de Setembre. Este año, la ANC ha reconocido que «hay menos gente apuntada» a sus concentraciones, que se han convertido en termómetro de la salud del movimiento independentista. «Siempre lo hemos hecho y este año ha de quedar claro q Cataluña se moviliza» antes de la reunión de la Mesa de Diálogo ha reclamado Aragonés.

El líder de ERC ha negado que el independentismo llegue dividido al encuentro con el Gobierno de Sánchez, pese a las críticos recibidas durante el verano desde el entorno de sus socios de JxCat. «Tenemos condiciones que no teníamos antes, un 52% a favor de la independencia, un Gobierno que acepta la existencia del conflicto político, aprovechemos esto» ha reclamado. «Es muy difícil pero nunca hemos tenido esta coyuntura».