España

El PP no cederá a la presión de Lesmes y mantiene el pulso a Sánchez por la renovación del CGPJ

Los 'populares' se reafirman en sus condiciones para desbloquear el órgano de gobierno de los jueces y piden al Gobierno más "gestos" para llegar a un acuerdo

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; y el líder del PP, Pablo Casado.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes; y el líder del PP, Pablo Casado. EUROPA PRESS

El arranque del curso político suele traer consigo nuevos retos y propósitos, pero el acuerdo para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) parece no ser uno de ellos. Entre PSOE y PP sigue habiendo contactos, pero ningún avance. En lo que tampoco escatiman las dos principales fuerzas políticas es en los reproches mutuos, y la esperanza de que septiembre insufle aire fresco a las negociaciones entre ambos partidos se diluye por momentos.

Mientras tanto, el órgano de gobierno de los jueces suma ya mil días en funciones, un récord que se ha alcanzado a una semana de que el presidente del CGPJ y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, inaugure por octava vez la apertura del Año Judicial y pronuncie un discurso que se prevé especialmente crítico con la clase política. El Poder Judicial presiona especialmente al PP para que dé su brazo a torcer, e incluso vocales conservadores del CGPJ aprietan al jefe de la oposición para llegar a un acuerdo con el Gobierno por «responsabilidad institucional», tal y como publicó El Independiente.

Pero los populares no cederán a la presión. Fuentes de la dirección nacional se reafirman en las condiciones que en su día plantearon para llegar a un acuerdo con el PSOE, lo que vuelve a llevar a las negociaciones a un punto muerto. En Génova ni siquiera descartan que la presente legislatura termine con el CGPJ aún en funciones y vinculan toda posibilidad de renovación a que se produzcan «gestos» por parte del Gobierno, aceptando todas las condiciones en las que ha insistido Pablo Casado desde hace meses.

Así, al margen de que Podemos no tenga voz en la designación de los vocales, en el PP subrayan la premisa de la despolitización del órgano judicial, y exigen que sea el Partido Socialista el que registre en la Cámara Baja una reforma legislativa del Poder Judicial para que los vocales del CGPJ sean elegidos por los propios jueces una vez la Ley reciba el visto bueno del Congreso.

Fuentes del PP insisten en que la dirección nacional no se plantea dar marcha atrás especialmente en esta última exigencia, concebida ya como un «compromiso» de Pablo Casado con sus votantes dentro de la «alternativa» programática que plantea el primer partido de la oposición al Gobierno de Sánchez. Y Moncloa, por su parte, no se plantea promover un cambio legal de estas características, al entender tanto la ministra de Justicia, Pilar Llop; como el titular de Presidencia, Félix Bolaños, que el actual sistema de elección de los jueces es el adecuado. Por el momento, entre las tareas pendientes de Pedro Sánchez no está la de llamar a Pablo Casado para sentarse a negociar una solución a un bloqueo que dura ya casi tres años. «Son negociaciones entre los grupos parlamentarios», justificaba este lunes la portavoz del comité organizador del próximo Congreso Federal del PSOE.

«Mil días de secuestro de la Constitución»

La presión al PP la marca también el PSOE, que este lunes ha iniciado una campaña en redes sociales con el lema Mil días de secuestro de la Constitución, apuntando a los populares como únicos responsables del estancamiento de las negociaciones. Granados acusó ayer al jefe de la oposición de carecer de «sentido de Estado» y deslizó, como otros miembros del partido, que la negativa del PP a sentarse a negociar la renovación del CGPJ no hace sino responder al interés del primer partido de la oposición a mantener al Poder Judicial en funciones por la mayoría conservadora que impera en el órgano de gobierno de los jueces. «España merece una oposición que no piense en clave electoral», apostilló.

La respuesta desde el cuartel general del PP no se hizo esperar. Fue el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, el que recordó al Gobierno que el sistema de elección de los jueces en España debe seguir los «estándares europeos» y que ese es el camino hacia el que «avanzar». «Pedimos al Gobierno que no se eche en manos de quienes quieren controlar la Justicia y acepte propuestas como las que defendemos en el Partido Popular. Sólo así podremos renovar el Consejo», insistía Egea, quien deslizaba de nuevo que no habrá acuerdo hasta que se produzca un «avance» en la elección directa de los vocales por los jueces.

Desbloqueo del resto de órganos constitucionales

Aunque reconocen el bloqueo del CGPJ, en Génova niegan que sea el PP el que está poniendo palos en las ruedas en la renovación del resto de órganos constitucionales, como el Defensor del Pueblo, el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Cuentas. Fuentes populares conocedoras de estas negociaciones aseguran que es el PSOE el que insiste en negociar en bloque, es decir, vinculando el acuerdo para el CGPJ al del resto de instituciones.

En el PP aseguran no obstante que ya han tendido la mano al Gobierno para alcanzar un acuerdo en el resto de órganos cuyo desbloqueo sigue pendiente, como ya se hizo el pasado mes de febrero para la renovación del Consejo de Administración de RTVE. El balón, insisten, sigue en el tejado del PSOE.

Te puede interesar

Comentar ()