Cataluña | España

La policía ha desalojado 271.000 personas de botellones en Barcelona este verano

Batlle asocia la eliminación del límite de reuniones a 10 personas acordada por la Generalitat a la celebración de actos de la Diada

Cientos de personas celebran en la playa de la Barceloneta.

Los dispositivos de Mossos d’Esquadra y Guardia Urbana han desalojado a 271.000 participantes en botellones en 2.080 puntos de Barcelona durante este verano. La cifra la ha dado este martes el Intendente Mayor de la Guardia Urbana, Pedro Vázquez, quien ha defendido los dispositivos policiales para un verano que «en junio ya se apuntaba» complicado.

El teniente de alcalde de seguridad, Albert Batlle, ha insistido por su parte en la petición a la Generalitat para que reabra el ocio nocturno antes de las Fiestas de la Mercè, el próximo 24 de septiembre, para evitar nuevos botellones masivos. «Necesitamos espacios de descompresión» ha apuntado Batlle, que ha asociado los botellones de este verano al fin del toque de queda, el repunte del turismo europeo y el cierre del ocio nocturno.

Batlle ha recordado que la planificación de la fiesta mayor de Barcelona se ha hecho este año, de nuevo, con requisitos de reserva previa y controles de aforo por prevención sanitaria. Y ha apuntado que se han descartado conciertos masivos como los que tradicionalmente acogía la Avenida María Cristina en Montjuïc. Pero ha descartado tolerar el botellón en puntos alejados para evitar altercados.

«No podemos crear espacios para consumir alcohol, lo tenemos que combatir» ha señalado el regidor, recordando que el consumo de alcohol en vía pública estaba prohibido ya antes del Covid. «Cuando se acaban los horarios de restauración -a las 00.30- se acaba la fiesta».

10.000 sanciones

«El que no haya alternativa clara de ocio nos complica mucho la gestión» ha reconocido Vázquez, «la gente joven no tiene alternativas y desemboca en fenómeno que no es único de Barcelona». El jefe de la Guardia Urbana ha recordado, en este sentido, que las concentraciones se producen «amparadas en el derecho de libre circulación y de reunión», tras el fin del toque de queda. «Lo que no es bienvenido es el consumo de alcohol».

Vázquez ha explicado que además de los desalojos se han impuesto más de 10.000 sanciones a participantes en botellones. «Se denuncia a las personas cuando las condiciones lo permiten», ha reconocido el intendente. En total se han impuesto 7.612 denuncias por consumo de alcohol y otros incumplimientos de las ordenanzas municipales, y 3.300 denuncias referidas al incumplimiento de las restricciones por el Covid.

Limitación de grupos

En este contexto, el Procicat ha rechazado este martes revisar la reapertura del ocio nocturno, pero sí ha eliminado la limitación a grupos de diez personas que se mantenía hasta ahora en Cataluña, junto a la limitación de aforos en actos religiosos.

Batlle ha asegurado que «no preocupa especialmente» esta decisión porque esa limitación «era una medida cuestionada». Y ha relacionado la decisión con «la presión de las entidades que convocan en la Diada». Las entidades independentistas han vuelto a convocar una gran manifestación en el centro de Barcelona este sábado con motivo del Onze de Setembre. «Esperemos que no se produzcan situaciones que cuestionen la seguridad sanitaria» ha apuntado Batlle.

Te puede interesar

Comentar ()