España

Almeida celebra que se investigue como delito de odio la manifestación de "bárbaros e indeseables" en Chueca

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en un acto en la facultad de Comercio de Valladolid.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en un acto en la facultad de Comercio de Valladolid. EFE

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha mostrado su condena «total y absoluta» a la manifestación que se desarrolló el pasado sábado en el barrio madrileño de Chueca y en la que se profirieron cánticos y consignas homófobas, al tiempo que ha señalado que se alegra de que la Fiscalía haya abierto diligencias para determinar si puede consistir en un delito de odio.

Así lo ha señalado Martínez-Almeida este lunes en la Facultad de Comercio de la Universidad de Valladolid, donde ha intervenido en el acto de Apertura del curso académico.

En declaraciones a los medios de comunicación, el primer edil ‘popular’ ha remarcado su condena a esta manifestación, en la que ha recalcado que participaron «bárbaros e indeseables que no caben en la sociedad madrileña», y pese a que «no eran demasiados» ha incidido en que ello «no quiere decir que no sea preocupante».

Martínez Almeida, asimismo, ha señalado que se alegra de que la Fiscalía haya abierto diligencias para investigar si puede alcanzar la categoría de delito y que «caigan las consecuencias de la ley» sobre quienes perpetraron esa manifestación. De hecho, ha aseverado que no tiene duda alguna de que se trata de una «actuación de odio».

En este sentido, ha considerado que los delitos de odio «incumben a todos» y que por lo tanto «no debería hacerse utilización partidista», motivo por el cual ha defendido que no cree que la delegada del Gobierno en Madrid tenga que dimitir por haber autorizado la marcha.

Martínez Almeida ha apuntado que en las manifestaciones que se solicitan suele haber una comunicación previa y los requisitos para poder desconvocarlas «son muy rígidos desde el punto vista normativo y de la jurisprudencia». Además, ha añadido que se trató de una convocatoria «camuflada», porque el motivo con el que se comunicó era mostrar la oposición a la Agenda 2030.

En cualquier caso, el alcalde ha recalcado sí que existen «los medios necesarios» para que no se vuelvan a producir manifestaciones de este tipo, al igual que ha considerado que el dispositivo policial fue «adecuado». De hecho, ha apostillado que «si no hubiera sido por el dispositivo policial, éstos bárbaros la hubieran armado mucho más de la que ya la armaron con esos cánticos lamentables».

Finalmente, ha querido apelar a la unidad ante «este tipo» de actuaciones y a no caer en la «utilización partidista».

Te puede interesar

Comentar ()