España | Tribunales

"Seremos una sociedad más estúpida si no podemos recurrir a la ironía o el sarcasmo"

David Suárez Varela, (Santiago de Compostela, 1992) recorre España con su show ‘La misma mierda por última vez’ centrado, como casi todo lo que hace, en el humor negro. Mientras tanto, espera que la Audiencia de Madrid ponga fecha al juicio en el que se enfrenta a una condena de 1 año y 10 meses de prisión, una multa económica y la inhabilitación para el ámbito educativo y de ocio de hasta un máximo de 11 años y 10 meses, según pide la Fiscalía. El Ministerio Público le acusa de delito de odio por un chiste que publicó en Twitter en 2019 que ve «vejatorio y humillante» para las personas con Síndrome de Down. Decía lo siguiente: «El otro día me hicieron la mejor mamada de mi vida. El secreto fue que la chica usó muchas babas. Alguna ventaja tenía que tener el síndrome de Down».

Suárez afirma que la aparición de su nombre en las búsquedas de Google como alguien para quien se pide cárcel no beneficia a su carrera profesional, pero se mantiene «a flote» con sus canales en Twitch, Youtube y sus actuaciones por distintos puntos de España. Atiende a El Independiente y afirma sentirse «muy tranquilo». Quiere seguir haciendo un tipo de humor que, como el resto, considera debería estar protegido por la libertad de expresión reconocida en la Constitución.

Pregunta.- ¿Tienes algo en contra de las personas con síndrome de Down?

Respuesta.- Por supuesto que no.

P.- ¿Crees que tu chiste afecta a quienes tienen esta alteración genética?

R.- Creo que mi chiste afecta a las personas que se quieran sentir ofendidas por él. Creo que te puedes sentir ofendido por mi chiste y por el de cualquiera, pero que busques unas medidas determinadas para coartar la libertad de expresión es incomprensible. A mí también me pueden sentar mal cosas que veo en la tele pública, pero que tomes la decisión de intentar censurar eso porque a ti te ha ofendido en lo personal cuando tengo 200 chistes, por no decir 200.000, de otras historias que te dan igual, resulta alarmante y me parece que es el reflejo de que hay más cinismo que ganas de establecer algún tipo de justicia.

P.- ¿Cómo recibiste esta acusación contra ti?

R.- Con sorpresa, sobre todo porque cada vez fue yendo a más. No es lo mismo que te digan que te han denunciado como que la Fiscalía apoya la denuncia de unas personas que quieren que entres en la cárcel. Es algo que te afecta en lo personal y te descuadra porque no deja de ser esperpéntico y sólo puede pasar en España. El concepto que tenemos aquí de libertad de expresión difiere bastante de lo que pasa fuera. Es un caso muy paradigmático de cómo están las cosas respecto a la libertad de expresión, de ficción, y de los límites que pueda tener el humor. Son debates que están resueltos en otros países y aquí no.

P.- ¿Conoces humoristas coetáneos que hagan el humor que haces en otros países?

R.- Te podría decir una lista bastante larga de humoristas. Por mencionar a algunos, por ejemplo Anthony Jeselnik, Jimmy Carr, Bil Burr…que son británicos y americanos. Sé que en libertad de expresión somos el hazmerreír de Europa por motivos seguramente culturales. No tienen nada que ver las polémicas que tenemos aquí con las de otros países donde entiendo que se persiguen verdaderos delitos de odio y no una ficción en la que alguien finge que es mala persona para denunciar algo o para hacer un chiste con el que no hay intencionalidad de vejar a nadie.

En otros países se persiguen verdaderos delitos de odio y no una ficción

P.- ¿Cómo explicarías tu humor? ¿Qué es lo que intentas provocar en tu público?

R.- Lo primordial es intentar hacer reír. El cómico tiene que tener el derecho a equivocarse porque juega con tabús y con lo que está ahí pero de lo que no se puede hablar. Es lógico que al medir algo tan difícil como los temas que están en el inconsciente colectivo, a veces se falla porque no atinas a dar donde tienes que dar, pero creo que es una licencia que debe tener todo cómico y que no puede tener por ejemplo un político. Otra cosa es que alguien se apoye en la comedia para hacer un discurso de odio que no intenta hacer reír. Aún así, aunque no me hiciera ninguna gracia o no compartiera el contenido, lo apoyaría porque creo que por encima de todo está la libertad de expresión. Si además, la persona que lo está haciendo es diametralmente opuesta a alguien intolerante o irrespetuosa, seremos en una sociedad más estúpida si todo tiene que ser literal y no podemos recurrir a la ironía o el sarcasmo porque se puede confundir a los demás. Tampoco a las metáforas, porque entonces la gente entendería que del ‘A quien madruga Dios le ayuda’ quiere decir que viene Dios y te ayuda. Es absurdo.

P.- ¿Te ha perjudicado profesionalmente esta investigación?

R.- No quiero caer en el victimismo, que es algo que siempre critico de quienes buscan salirse con la suya lloriqueando y con un discurso que de pena. Para mí, la libertad de expresión tiene que ser algo inviolable e indiscutible, al menos en la ficción que es lo que me ocupa. Partiendo de ahí podríamos hablar de lo que es ético o no, pero no debería poder buscarse que los tribunales anulen ciertos chistes.

Hay cierto cinismo en la profesión entre quienes se inflan hablando de la libertad de expresión pero a la hora de la verdad quieren salvar el culo

Es inevitable que, desde un punto de vista laboral, soy la persona más cancelada de España en el sentido de persona non grata en mi ámbito, aunque tengo mi público al que le gusta lo que hago. Prefiero no estar en un medio de comunicación muy conocido haciendo algo que no me representa o ganando más dinero pero no siendo feliz ni pudiendo hacer lo que me de la gana. Tampoco me estoy muriendo de hambre, así que ni tan mal. Claro que hay un descrédito en la profesión y cierto cinismo entre quienes se inflan hablando de la libertad de expresión pero a la hora de la verdad quieren salvar el culo.

P.- ¿Has sentido que tu gremio no te ha apoyado?

R.- No todo el mundo y en parte lo entiendo. Tengo muchos amigos que no me han defendido en público pero sí lo han hecho de manera personal y lo agradezco. Entiendo que hay carreras que se pueden ver comprometidas por defenderme. Luego hay gente que tampoco quiere ser muy político o mojarse demasiado porque forma parte de su personaje precisamente el no jugar mucho a eso. Sí que htenido apoyo por ejemplo de Dani Mateo, de Álex O’Doguerty y otras personas.

Ese chiste habría quedado en nada de no ser por ese empeño por que se enterase todo el mundo

P.- ¿Cómo afrontas tener que sentarte en el banquillo? ¿Cuál sería tu mensaje allí ante un tribunal?

R.- No estoy seguro de tener un mensaje o una conclusión de algo que a día de hoy todavía me parece absurdo. Simplemente diré que tengo la conciencia muy tranquila. Lo grave sería que fuera a ser juzgado por algo terrible. Si tuviera que lidiar con eso por las noches…pero estamos hablando de una estupidez. El asunto es: alguien dice algo y un grupo de personas consideran que debe ser castigado por eso que ha dicho. Además, se ocupan de ponerlo en todos los medios de comunicación para que esa cosa horrorosa que quieren retirar la sepa todo el mundo. Ese chiste se habría quedado en nada de no ser por ese empeño por que se enterase todo el mundo. Creo que mi único mensaje es que voy a seguir haciendo esto siempre, porque es lo que me gusta hacer y creo que alguien tiene que hacerlo. Quizá no soy la persona más indicada, pero seguiré.

Te puede interesar

Comentar ()