Empujones, una maraña de cámaras y «¡vivas!». La aparición de Isabel Díaz Ayuso en la convención nacional del PP no ha defraudado y ha rebosado la explanada del Auditorio de Les Arts. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido la dirigente que más expectación ha levantado entre los asistentes que permanecían en la entrada de la Ciudad de las Artes de Valencia y también la más aplaudida, incluso más que el propio presidente del PP, Pablo Casado. Él llegaba a la Ciudad de las Artes un poco antes de las 11 de la mañana acompañado de su mujer, y le seguían el resto de presidentes autonómicos. A Ayuso, recién aterrizada de Estados Unidos, aún le quedaba más de una hora y media para hacer su llegada triunfal.

Una maraña de periodistas la ha flanqueado, mientras decenas de simpatizantes la vitoreaban mientras seguían a la comitiva de la líder regional. «¡Presidenta, presidenta!», repetían, una y otra vez. «¡Eres la mejor presidenta de España!», gritaba una afiliada del partido que intentaba, sin éxito, hacerse un selfie con la presidenta madrileña.

Ayuso no ha pronunciado una sola palabra. Sólo ha asentido cuando se le ha preguntado si pronunciará un mensaje de unidad en su intervención de este sábado y si respaldará a Pablo Casado. La presidenta de la Comunidad de Madrid parece venir en son de paz y que se unirá al mensaje de unidad interna que han manifestado el resto de presidentes autonómicos. «No somos un partido de codazos ni de zancadillas. Eso se lo dejamos a otros», expresaba por ejemplo el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, cuando era preguntado precisamente por el pulso interno que mantiene Casado con Ayuso por el control del PP de Madrid.

De todos los presidentes autonómicos, Isabel Díaz Ayuso ha sido la última en llegar. Antes han desfilado el resto de barones: Alberto Núñez Feijóo, Alfonso Fernández Mañueco, Juanma Moreno y Fernando López Miras y todos, sin excepción, han pronunciado un mensaje en el que han reivindicado la unidad interna como la clave para ganar las elecciones. Los cinco participarán en una mesa temática de Los gobiernos de la libertad en la que debatirán sobre propuestas y modelos de gestión. Según confirmaron fuentes de su entorno, la presidenta de la Comunidad de Madrid no se saldrá del guion y pronunciará un mensaje de «respaldo total» al presidente del PP.

Casado y Ayuso coinciden hoy por primera vez desde que comenzó el pulso por el control del PP de Madrid. Durante varias semanas, entre ambas partes se sucedieron reproches cruzados entre ambas partes por la oficialización de la candidatura de Isabel Díaz Ayuso al frente del aparato orgánico del partido en Madrid que, entre otras funciones, puede elaborar listas electorales para las municipales y designar compromisarios. Además, las especulaciones sobre que Isabel Díaz Ayuso esté dispuesta a mover la silla de Pablo Casado al frente del PP no han cesado, por lo que el acto de este fin de semana resulta vital para el presidente del PP en su afán de cerrar filas y sellar las heridas internas, condición, que en el partido conciben como condición sine qua non para llegar a Moncloa.