Cataluña | España

El caos de la huelga de Renfe encarece la negociación del Presupuesto con ERC

La huelga de maquinistas ha provocado el caos en las líneas de Rodalies EFE

El caos provocado por la huelga de maquinistas se ha convertido ya en nueva munición para Esquerra en la próxima negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). El deficiente funcionamiento del servicio de Rodalies (cercanías) de Renfe en Cataluña fue uno de los argumentos destacados de los partidos independentistas para denunciar el «maltrato» a Cataluña en los inicios del procés. Y ese argumento vuelve ahora a estar sobre la mesa, junto a la reivindicación del traspaso completo del servicio a la Generalitat.

Tanto la portavoz de ERC, Marta Vilalta, como fuentes de Junts y los comunes han coincidido en la reclamación del traspaso como solución a los incidentes en el servicio ferroviario. Eso a pesar de que uno de los argumentos que subyacen bajo la especial virulencia de los paros en Cataluña es precisamente la negativa de los maquinistas a pasar a depender de la Generalitat vía traspaso a Ferrocarrils de la Generalitat.

«La exigencia de traspaso de Rodalies está sobre la mesa de la negociación de los Presupuestos» ha advertido Vilalta este lunes, coincidiendo con el tercer día de paros. Las condiciones a los Presupuestos Generales «las fijaremos en el marco de las negociaciones con Gobierno» ha añadido, «pero lo que está claro es el déficit histórico de infraestructuras».

Traspaso parcial

En términos similares se ha expresado el vicepresidente de la Generalitat y responsable de Infraestructuras, Jordi Puigneró. «El Estado español no cuida los servicios públicos en Cataluña. Rodalies es un ejemplo, pero podríamos poner otros», ha denunciado.

Puigneró ha advertido en una entrevista en Catalunya Ràdio que el traspaso de las competencias ferroviarias será su «caballo de batalla» esta legislatura y ha dejado claro que quieren el traspaso de la gestión completa. Esto es, que incluya desde las infraestructuras a la financiación suficiente y también el personal. Desde el año 2009 su departamento es el encargado de diseñar la política de horarios y frecuencias, pero sigue sin tener el traspaso completo.

Incumplimiento de servicios mínimos

La huelga de Renfe ha sido especialmente caótica en Cataluña por el incumplimiento de los servicios mínimos impuestos por la Generalitat, del 85% en las horas puntas. Pese a este mandato, este lunes se han repetido las coberturas entre el 50% y el 60% del servicio previsto en las tres franjas de paros intermitentes.

Tras el caos vivido la semana pasada, cuando los incumplimientos de los servicios mínimos obligaron a cancelar más de 400 trenes diarios, este lunes, Renfe ha explicado que el domingo se enviaron 1.276 burofax como forma de asegurar los servicios mínimos para las huelgas del 4 y 5 de octubre. Las «ausencias injustificadas» afectaron al 47% del servicio previsto provocando aglomeraciones en algunos andenes y estaciones.

Por ello la operadora ha reforzado las notificaciones de cartas de servicios mínimos a los maquinistas, realizando las entregas por tres vías: por correo electrónico certificado y en mano (de las que ha enviado 8.161 cartas) y por burofax, que es el sistema de refuerzo iniciado en el día de ayer y que todavía ha continuado hoy.

Te puede interesar

Comentar ()