Pere Aragonés fue el ganador del debate de política general celebrado el pasado 28 de septiembre en el Parlament según el Centro de Estudios de Opinión (CEO), el CIS catalán. Aragonés se impuso así a su principal rival, Salvador Illa, ambos estrenándose en el debate como president y líder de la oposición. Al republicano lo aprueba el 51% de los consultados, mientras Illa solo recibe la aprobación del 32% y la mitad de los consultados lo suspenden.

Aún así, ningún dirigente aprueba en la media global de los encuestados. La mejor nota es para Aragonés, con un 4,8, seguido por el antisistema Carles Riera, mientras Illa cae al sexto lugar con un 3,8. Todo ello en una encuesta sobre 800 personas de las que solo 200 afirman haber seguido el debate y el 19% se declara votante de Esquerra, frente al 10,7% de los votos obtenidos el 14F.

Mejora socialista

Con esta base, Aragonés fue el vencedor del debate para el 17% de los consultados, mientras Illa fue mejor para el 4,6%, una valoración sustancialmente mejor de la obtenida hace un año por Miquel Iceta. El 40,6% afirma que ninguno de los diputados que intervino ganó el debate y el líder del PP catalán, Alejandro Fernández, es el mejor valorado entre los suyos, con un 7,6.

Más allá de la valoración a los líderes, la mayoría reconoce estar poco o nada interesado en este debate, que aún se sigue mayoritariamente por televisión. Para el 83% de los consultados las «críticas, reproches y acusaciones» predominan en el debate por encima de las propuestas para solucionar los problemas.

De hecho, el 53% reconoce que no tenía conocimiento de la celebración del debate, del que solo se declaran satisfechos los votantes de Junts.