Funcionarios de Justicia de toda España se manifiestan este sábado contra el incumplimiento de un acuerdo que habría supuesto una subida de sus salarios de entre 80 y 195 euros y ha bloqueado el Ministerio de Hacienda, según denuncian.

El acuerdo, suscrito con el Ministerio de Justicia, habría permitido homologar los sueldos de hasta 15.000 trabajadores dependientes de éste con los de los funcionarios de los tribunales dependientes de las Comunidades Autónomas. Contemplaba una subida del complemento específico para el personal dependiente de este Departamento (Servicios Centrales, Castilla y León, Castilla La Mancha, Baleares, Murcia, Extremadura, Ceuta y Melilla) para igualar sus retribuciones a las del personal dependiente del resto de comunidades autónomas con transferencia.

«Durante la negociación, el Ministerio de Hacienda ha marcado los límites presupuestarios de la misma y era informado por el Ministerio de Justicia puntualmente tal y como nos trasladaron los representantes de la Administración en la negociación. Sin embargo, con este incumplimiento, la ministra de Justicia, Pilar Llop, y el Gobierno de España quiebran el principio de buena fe en la negociación establecido en la ley y ponen en peligro el éxito de las reformas pendientes en la Administración de Justicia», informaron este viernes desde CSIF, el sindicato mayoritario.

La manifestación convocada comenzará frente al Ministerio de Justicia en la calle San Bernardo de Madrid y, tras recorrer el centro de la capital, acabará con la lectura de un manifiesto ante el Ministerio de Hacienda en la calle Alcalá a las 14.30 horas aproximadamente.

«CSIF, y el resto de sindicatos con representación en la mesa de negociación, denunciamos la irresponsabilidad de Pilar Llop, que anda desaparecida de los asuntos de este Departamento y de los problemas de la Justicia, y ocupada de su imagen de ‘gira estelar’ por España, ajena a este conflicto del que ella es la principal responsable. Cada día que pasa sin que dé la cara, el descrédito de la ministra Llop aumenta y su credibilidad como responsable política disminuye exponencialmente. Asimismo, CSIF y el resto de sindicatos rechazamos el lamentable comportamiento del Ministerio de Hacienda y Función Pública que pretende reescribir el acuerdo, imponerlo con un chantaje inaceptable e intentando escurrir el bulto con excusas de mal pagador para intentar justificar lo injustificable: que son incapaces de asumir sus compromisos, cumpliendo la ley y con la palabra dada en la mesa de negociación», informa el sindicato mayoritario en un comunicado.