La cúpula nacional del PP se ha sometido a pruebas diagnósticas tras conocerse dos positivos en coronavirus: el del secretario general, Teodoro García Egea; y el del alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida. El primero en informar de la situación ha sido el número dos de Pablo Casado, que participó este lunes en un evento organizado por el diario El Mundo al que asistió el presidente del PP, algunos miembros de la cúpula del partido y personalidades como la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; o la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

Tras conocer el positivo del secretario general y «pese a no ser contacto estrecho al ir en todo momento con la mascarilla», Pablo Casado también se ha realizado una PCR con resultado negativo. Con este resultado, fuentes de la dirección apuntan a que Casado no tendrá que confinarse al no ser «contacto estrecho» por haber estado «en todo momento con la mascarilla. De hecho, el partido mantiene la asistencia del jefe de la oposición a la sesión de control de este miércoles, en la que está previsto que interpele a Pedro Sánchez en un ambiente especialmente tenso por el avance de la sexta ola, que ha provocado hasta 50 bajas en el Congreso de los Diputados entre infectados y contactos estrechos.

«El resto de miembros del comité de dirección, que al igual que el presidente respetaron las medidas de precaución, seguirán el mismo protocolo», apuntan.

Minutos después del mensaje del secretario general, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha comunicado a través de las redes sociales que también es positivo en coronavirus. «Van a ser unas navidades diferentes, pero seguiré cumpliendo mi obligación desde casa», escribía en Twitter.

Noticia en ampliación