El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha dicho este sábado que el PP de Pablo Casado está «tan tirado al monte» que «solo cuando se equivocan lo hacen bien», en alusión al voto de uno de los diputados ‘populares’ que propició la convalidación de la reforma laboral en el Congreso.

En una convención en la que seis presidentes autonómicos socialistas han arropado al candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, García Page ha acusado al PP de ejercer «filibusterismo» con la votación de la reforma laboral por rechazar una «buena reforma».

De este modo, el presidente autonómico ha criticado al PP por oponerse a esta reforma a pesar de contar con el acuerdo de sindicatos y empresarios, cuando, en otro contexto, los ‘populares’ habrían utilizado como «pretexto» para no apoyar la reforma la oposición de los empresarios: «No tiene sentido», ha argumentado Page.

Por su parte, el presidente del Senado, Ander Gil, ha ironizado durante su intervención, en la que ha pedido a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ponga a resguardo los equipos informáticos de la Cámara Baja, no vaya a ser que el PP «se líe a martillazos con los discos duros», ha comentado en alusión a la investigación sobre la caja ‘B’ del Partido Popular.