España

Alberto Rodríguez estalla contra Podemos por la polémica de su escaño: "Es infame"

El canario Alberto Rodríguez, en el escaño que ocupaba en el Congreso de los Diputados.

El canario Alberto Rodríguez, en el escaño que ocupaba en el Congreso de los Diputados. EP

El exdiputado de Unidas Podemos (UP) Alberto Rodríguez ha calificado de «infame» la estrategia de dirigentes de la formación de acusarlo de que haya un escaño vacío en vez de atacar «con dureza a los responsables» de este hecho, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el PSOE.

Rodríguez ha expresado su parecer sobre la situación en torno a su escaño en un vídeo en sus redes sociales, en el que considera «bastante doloroso» lo que ha vivido en este proceso, no solo «por las agresiones de la derecha, de las élites del régimen, sino por los que consideraba compañeras y compañeros» de formación.

El exdiputado ha decidido pronunciarse al respecto pese a que «no es un plato de buen gusto» por «dignidad» ante «una estrategia continuada para retirarme el escaño y pasar página», algo «absolutamente contrario» a los valores de solidaridad, ética y honestidad «que están tirando a la basura».

«Están presionando (desde UP) a la Junta Electoral Central para que me sustituyan en vez de ir a Batet para que devuelva el escaño, a mí y a 64.000 canarias y canarios», ha señalado Rodríguez.

En concreto, ha aludido a la afirmación del portavoz adjunto de UP, Enrique Santiago, de que hay que «cubrir» ya el escaño de Rodríguez para no arriesgar las votaciones en el Congreso, lo que ha tildado de «infamia» por «atacar y presionar a la víctima del abuso en vez de a los verdugos, Batet y el PSOE».

Esta es la gota que colma «una serie de indignidades», pues «se me acusa a mí de que haya un escaño vacío en el Congreso», ha proclamado el exdiputado de UP, quien también ha acusado al portavoz del grupo socialista en el Congreso, Héctor Gómez, de «mentir» cuando afirma que Batet se limitó a cumplir una sentencia, pues en esta no se establecía la pérdida del puesto parlamentario.

También ha indicado que en la Nochebuena de 2021 recibió la notificación del auto de extinción de la condena por la agresión a un policía durante una manifestación en La Laguna en 2014, que estaba fechado el 5 de diciembre, por lo que en su opinión tendría que haber sido repuesto «automáticamente» en el escaño «siguiendo la misma vía que utilizó Batet para echarme».

Esto requiere «una reacción al más alto nivel y parar las máquinas, no por mí sino para que mañana no le pase» a otro parlamentario, ha indicado Rodríguez, para lamentar que mientras en UP estaban «calentitas» las frases de que iban a luchar por él porque lo sucedido era «un escándalo europeo», ya estaban «trabajando por detrás para ocupar el escaño».

La solidaridad inquebrantable y la ética desaparecen cuando se llega «a estos niveles de la política», ha proseguido el exdirigente de UP, para quien ha sido «duro» ver cómo esto sucedía «no sé si por los puestitos en juego, es infame».

Ha indicado también que ha sufrido «la cultura de la cancelación» porque en UP jugaron a partir de un momento determinado «a hacer como que yo no existía y que este caso no ha ocurrido, cuando es brutal para la historia democrática de este país», y se ha preguntado si ello se debe a que era un diputado incómodo, no condescendiente y que criticaba al Gobierno.

Para luchar contra «la cacicada» de la sentencia «injusta» del Tribunal Supremo y la consecuente retirada del escaño «iré hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga», con la ayuda jurídica de Isabel Elbal y Gonzalo Boye, quienes han preparado su recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por vulneración de derechos fundamentales «y por el robo torticero y antidemocrático del escaño por parte de Batet».

Solo una victoria judicial en el Constitucional y una sentencia «demoledora» en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos garantizará que no se vuelva a repetir un hecho similar, ha indicado Alberto Rodríguez, quien a la pregunta de un espectador del directo de si Yolanda Díaz podía contar con él, ha respondido que ahora no está «en esa batalla».

Te puede interesar

Comentar ()