Gobierno y Generalitat han acordado este viernes la creación de ponencias técnicas para estudiar el traspaso del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y han cerrado el traspaso de una carretera y diversas fincas de titularidad estatal. Unos acuerdos tachados de claramente insuficientes por el Govern, que para la ministra Isabel Rodríguez ha tachado de «acuerdo histórico».

«Si ésta es la mesa en la que PSOE y Gobierno ponen el foco. No entendemos por qué no se toma más en serio esta Bilateral» ha lamentado el vicepresidente de la Generalitat. Jordi Puigneró ha considerado los resultados de la Bilateral demuestran que Cataluña «sigue no siendo prioridad para el Gobierno. «Después de diez años se ha traspasado la B-23, que es una autovía de cinco km. Este es el nivel».

Más contenida, la consejera de Presidencia Laura Vilagrà ha destacado «avances relevantes» en la gestión del IMV, pero ha lamentado que sean «lentos en otras cuestiones importantes» como el traspaso de las becas. «Necesitamos acuerdos de más entidad» porque son traspasos «ya previstos estatutariamente».

Acuerdo histórico

Para Rodríguez, sin embargo, se trata de un «acuerdo histórico» porque se ha producido «un hecho inédito en la última década: avanzar en ámbito competencial en Cataluña». La ministra ha destacado el acuerdo para crear ponencias técnicas sobre las becas, el seguro escolar, y los módulos de Justicia que permitirán el traspaso de la gestión de estos servicios, ha asegurado, como el primer avance competencial de Cataluña desde que se inició el proceso independentista.

Ha destacado además el «acuerdo político» para estudiar la cesión del Ingreso Mínimo Vital y la importancia de las cesiones patrimoniales, desde la B-23 al Canal Xerta-Sènia. Unos acuerdos tachados de «mínimos» por Puigneró, que le ha reclamado poner sobre la mesa cesiones «de peso» como la gestión de las grandes infraestructuras -puertos o aeropuertos- o el traspaso total de cercanías de Renfe.

Quedan fuera de la ecuación, de momento, el traspaso de los MIR y la Seguridad Marítima, dos ámbitos que se plantearon en la anterior reunión de la Bilateral, y que Rodríguez ha descartado este viernes.

Conferencia de presidentes

En este contexto, la ministra ha recordado al Govern la importancia de que el presidente catalán, Pere Aragonès, participe en la próxima Conferencia de Presidentes. Rodríguez ha destacado que el president asistió a la última reunión y que la Generalitat «participa en los trabajos preparatorios» del encuentro convocado por Pedro Sánchez el próximo viernes en La Palma.

La de hoy ha sido la segunda reunión de la Comisión Bilateral en seis meses, como ha destacado la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez. Gobierno y Generalitat recuperaron esta mesa el pasado agosto, después de tres años de inactividad marcada por la declaración unilateral de independencia en 2017.

Desencanto en la Generalitat

Fuentes de la Generalitat advertían este viernes de que se trata de «acuerdos de mínimos» y exigen al Gobierno que «ponga una marcha más» en la negociación de traspasos con la Generalitat. Desde el Govern explicitan así su frustración por la lentitud con las negociaciones de traspasos, el ámbito en el que el PSOE se siente teóricamente más seguro.

«Son acuerdos que vienen del Estatut» añaden en referencia a las becas, la seguridad marítima o la inspección de trabajo. Por tanto, «no debería costar tanto» apuntan desde el entorno de Presidencia de la Generalitat.

Especialmente si se compara los frutos obtenidos con los réditos obtenidos por el PNV, que ya ha conseguido el traspaso total del IMV. Un traspaso que el Gobierno defiende señalando que el régimen foral facilitaba esa cesión al gobierno vasco.