Las fotos del que será próximo líder del PP, Albero Núñez Feijóo, con el narcotraficante Marcial Dorado en el barco de este, siguen coleando 27 años después. Hoy mismo, el portavoz del Grupo Confederal de Unidas Podemos, Pablo Echenique, lo ha sacado a colación durante su intervención en el pleno del Congreso.

Convertido en azote de la oposición, Echenique ha rechazado el posible apoyo del PP al plan de respuesta por entender que se trataría de un voto táctico y no por convencimiento político. «¿Qué va hacer el nuevo PP del señor Feijóo?», se ha preguntado para contestarse a sí mismo que ante un decreto en el que hay «una intervención masiva del mercado del alquiler» lo que «es radicalmente contrario a la ideología neoliberal del PP» si esa formación vota algo distinto al «botón rojo» estará ejerciendo, a su juicio. un voto táctico.

Y dicho voto servirá «para seguir construyendo este relato de que el señor Feijóo, a pesar de que tenga amigos narcotraficantes, es un señor muy moderado», palabra que ha provocado una airada reacción ente los escaños populares -con reproches de los diputados Carlos Rojas y Mario Garcés, sobre todo- y aplausos de los suyos.

«Hay fotos, hay fotos, no es mi opinión, hay fotos», ha insistido no menos de siete veces el portavoz morado para acabar concluyendo que «al fin y al cabo el señor Dorado tampoco es tan importante».