El PSOE propone una modificación de la ley por la que se regula el estatuto orgánico del Ministerio Público que, de salir adelante, permitiría a Dolores Delgado adquirir directamente la categoría de Fiscal de Sala del Tribunal Supremo cuando se produzca su salida del puesto que ocupa desde febrero de 2020 tras su etapa como ministra de Justicia.

En una enmienda a la futura Ley concursal, cuya tramitación parlamentaria se inició el pasado 1 de marzo, el grupo socialista en el Congreso de los Diputados plantea una modificación al artículo de la norma relativo al mandato del fiscal general del Estado y su régimen de incompatibilidades que la oposición considera un ‘traje a medida’ de Delgado. De no cambiar el gobierno que la nombró o pedirlo ella de forma voluntaria, tiene dos años más de mandato por delante.

Hasta ahora, el artículo 31 de la ley reguladora del estatuto orgánico del Ministerio Público establecía que el fiscal general del Estado quedaba en situación de servicios especiales si el nombramiento recaía en un funcionario perteneciente a la carrera fiscal. El PSOE propone ahora que a esa previsión se le añada lo siguiente: «Y adquirirá la categoría de Fiscal de Sala del Tribunal Supremo una vez se produzca su cese».

Con fecha 7 de junio de 2018, el Ministerio de Justicia declaró a Dolores Delgado en situación de servicios especiales después de que prosperara la moción de censura y Pedro Sánchez le confiara la cartera de Justicia. Entonces ocupaba plaza en la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Fue al puesto al que Delgado se reincorporó el 15 de enero de 2020 tras terminar su etapa al frente del Ministerio y antes de que, el 25 de febrero de dicho año, el Consejo de Ministros la nombrara fiscal general del Estado en sustitución de María José Segarra. Es la responsabilidad que sigue desempeñando en la actualidad.

«Se asciende por Ley a Dolores Delgado. Cuando cese en la Fiscalía adquirirá la máxima categoría. No tienen vergüenza», ha denunciado la portavoz adjunta de Vox en la Cámara Baja, Macarena Olona. «¿Estamos ante la antesala del cese de la Fiscal General del Estado? Lola Delgado se está arreglando su futuro a través de esta enmienda del PSOE a la Ley concursal», ha escrito en su perfil de Twitter el senador valenciano y portavoz del PP en la Comisión de Justicia, Fernando de Rosa.

El PSOE justifica esta enmienda en la necesidad de adaptar el estatuto fiscal a las previsiones del Segundo Informe de Cumplimiento de la Cuarta Ronda de Evaluación del Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de Europa, fortaleciendo la autonomía e independencia del Ministerio Público.

Objetivo: antes del 30 de junio

La tramitación parlamentaria de la futura Ley concursal se inició el pasado 1 de marzo con la comparecencia del secretario general técnico del Ministerio de Justicia, Jacobo Fernández, ante la Comisión de Justicia del Congreso para exponer los principales contenidos y novedades de la Ley concursal. Según expuso, la necesidad de la aprobación de esta iniciativa se deriva del «compromiso de desarrollar en España el adecuado marco jurídico que dé plena aplicabilidad a la normativa de la Unión Europea sobre reestructuración e insolvencia».

El proyecto de ley de reforma lo aprobó en segunda vuelta el Consejo de Ministros en su reunión del pasado 21 de diciembre, con el objetivo de que entre en vigor antes del próximo 30 de junio. La reforma tiene como elemento central la reducción de las dos figuras existentes hasta ahora -los acuerdos de refinanciación y los acuerdos extrajudiciales de pago- a una sola: los planes de reestructuración.