Cataluña | España

JxCat pone condiciones al pacto por la lengua de ERC, PSC y comunes

La ANC anuncia una manifestación contra la reforma de la Política Lingüística de la Generalitat

Josep Rius, portavoz de JxCat Junts

JxCat no volverá al pacto por la lengua suscrito inicialmente junto al PSC, ERC y los comunes si este acuerdo con consigue más «consenso». Así lo ha advertido el portavoz de Junts, Josep Rius, tras una ejecutiva que ha servido también para definir la celebración del próximo congreso en dos jornadas: Una en Francia, con la participación de Carles Puigdemont, y la segunda en España, para definir la estrategia política del partido.

“Junts es el partido que garantiza que la reforma de la Ley de política lingüística sirve para reforzar la inmersión» ha asegurado Rius. «No habrá ni n paso atrás» en este ámbito, añadió.

JxCat evita definir ese «amplio consenso», pero en el freno y marcha atrás aplicado por el partido de Puigdemont al pacto suscrito por independentistas y socialistas tuvo un peso determinante la oposición frontal de entidades como Plataforma por la Lengua, ANC o el sindicato de maestros Ustec.

Un rechazo que arrastró a voces de peso del partido, lideradas por el propio Puigdemont o Quim Torra. Y que ha supuesto la última derrota interna de Jordi Sánchez, avalista del acuerdo por Junts.

Cambios en el pacto

Rius dejó claro este lunes que el objetivo de su partido es introducir cambios en el acuerdo para conseguir el apoyo «social y político» al acuerdo. Es decir, conseguir el beneplácito de Òmnium -que participó en la preparación del pacto- Plataforma o la ANC. E intentarlo con la CUP.

Pero fuentes socialistas han dejado claro en los últimos días que no renunciarán a dejar por escrito el reconocimiento explícito del castellano como «lengua de aprendizaje». Una forma muy alambicada de acatar la sentencia del 25% que obliga a utilizar el castellano como lengua vehicular más allá de la enseñanza como materia lingüística.

Ha sido ese punto, precisamente, el que ha provocado el rechazo de las entidades independentistas y de defensa del catalán. Una oposición secundada por JxCat, que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, afeó hace una semana en su última rueda de prensa.  

Manifestación de la ANC

No lo tendrán fácil. PSC, ERC y los comunes se han dado de tiempo hasta el pleno del 26 de abril para aprobar la moción que impulsa la reforma de la Ley de Política Lingüística. Y la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ya ha anunciado una manifestación en contra para ese día.

«Si no nos movilizamos y hacemos presión, se aprobará y será un autogol que nos deslegitimará políticamente para la causa de la independencia», aseguró la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, tras la última reunión de la ejecutiva de la Asamblea.

El acuerdo tampoco gusta a Òmnium, pese a que los partidos mantuvieron a la entidad informada de las negociaciones y confiaban en contar, por lo menos, con su silencio. Xavier Antich, presidente de Òmnium, ha reclamado a los partidos firmantes que «se tengan en cuenta a todas las entidades que trabajan en temas de lengua y escuela y a toda la comunidad educativa y científica» a la hora de hacer alguna modificación de la ley de política lingüística.

Te puede interesar

Comentar ()