Cataluña | España

Puigdemont acusa al Gobierno de "formar parte de la trama criminal" de espionaje al independentismo

El independentismo anuncia querellas contra NSO y los cuerpos y fuerzas de seguridad e información del Estado por el uso de Pegasus para espiar a los líderes del independentismo catalán

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont se saludan a su llegada al Parlamento Europeo

«Después de este escándalo las cosas no pueden seguir igual. No podemos seguir confiando en un Gobierno que forma parte de esta trama criminal». Así de contundente se ha mostrado Carles Puigdemont tras la revelación de que un total de 65 miembros del independentismo catalán han sido espiados en los últimos cinco años con el programa Pegasus, al que sólo tienen acceso los estados, según la entidad canadiense CitizenLab.

Puigdemont ha comparecido este martes en el Parlament Europeo acompañado por Oriol Junqueras, el líder de la CUP Carles Riera, la presidenta de la ANC Elisenda Paluzie y Xavier Antich, presidente de Òmnium, para denunciar este caso como «el mayor escándalo de ciberespionaje estatal» y exigir respuesta no sólo al Gobierno, sino sobre todo a las autoridades europeas.

Puigdemont y Junqueras han reclamado una reacción de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, y han anunciado querellas «individuales y colectivas» tanto ante la justicia española como ante los tribunales de los países europeos en los que se han producido escuchas. Pero han evidenciado de nuevo la fragilidad de la unidad independentista al fijar las consecuencias que el ciber espionaje -que siguió bajo Gobierno del PSOE- debe tener en la relación entre socialistas y republicanos.

Ruptura con el PSOE

El ex presidente catalán ha advertido así que el Gobierno «no puede hacer ver que esto no ha pasado». Para Puigdemont «esto cambia muchas cosas, la relación con Cataluña no puede seguir igual». Por ello, ha reclamado al «conjunto del independentismo» que «oriente sus acciones en función de esta realidad. Tenemos un Gobierno que nos ha desnudado, ha entrado en tu casa con tus hijas, lo que pido es que esto tenga consecuencias concretas».

«Tenemos la fuerza que tenemos y la usaremos en todos los ámbitos» ha respondido Junqueras. Ha anunciado que su partido pedirá explicaciones tanto en el Parlament como en el Congreso y el Parlamento Europeo, y ha advertido a Pedro Sánchez que «tiene la responsabilidad de saber si parte de los aparatos represivos del Estado» han utilizado Pegasus «con o sin consentimiento del Gobierno».

Sin embargo, Junqueras también ha dejado claro que estas revelaciones no van a acabar con la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat. «Cuando una contraparte se sienta en la mesa de negociación porque nosotros lo conseguimos» ha argumentado, «y simultáneamente se hace público un espionaje como este, ante ojos internacionales quien acumula capital político somos nosotros».

Querellas en España y otros cuatro países

En este contexto, tanto Puigdemont como Paluzie han avanzado ya la presentación de querellas dirigdas contra NSO, la empresa responsable de Pegasus y «contra el Estado Español». Unas querellas que se concretarán en una semana, y que no se limitarán a España.

El líder de Junts ha anunciado también acciones judiciales en todos los países en los que él o sus colaboradores han sido supuestamente espiados: Francia, Bélgica, Suiza y Alemania. «Que el Estado no crea que caerá en la manta protectora del sistema judicial español» ha advertido.

«No dejaremos nada por querellar, habrá querellas individuales y colectivas» ha asegurado Puigdemont. Paluzie, por su parte, ha avanzado que la ANC se ha puesto en contacto ya con el abogado Antoni Abad Castellet, profesor de la Universidad de Jerusalem, para actuar contra NSO.

También contra «los cuerpos de seguridad e información del Estado. Pueden ser la Guardia Civil, la Policía o el CNI pero solo el Estado español podía tener acceso» a este software, ha advertido la presidenta de la Asamble.

Espionaje con Pegasus

El semanario The New Yorker reveló este lunes que un total de 65 personas del entorno independentista han sido espiadas con el programa Pegasus, de la empresa israelí NSO, que teóricamente sólo puede ser adquirido por Estados. Entre los espiados figuran los presidentes de la Generalitat Artur Mas, Quim Torra y Pere Aragonès, así como el entorno de Carles Puigdemont, aunque su móvil no habría sido infectado.

En el listado aparecen también líderes de entidades como Elisenda Paluzie y Jordi Cuixart, o los abogados de los líderes del procés Gonzalo Boye y Andreu Van den Eyne. Se suman así a las denuncias de espionaje realizadas por el ex presidente del Parlament, Roger Torrent, y el regidor de Barcelona Ernest Maragall, ambos de ERC.

Te puede interesar

Comentar ()