Política

Torrent y Maragall se querellan contra el exdirector del CNI Félix Roldan por "espionaje"

Ernest Maragall felicita a Roger Torrent por su elección como presidente del Parlament.

Ernest Maragall junto a Roger Torrent. EFE

El presidente del Parlament, Roger Torrent, y el exconseller de Acción Exterior de la Generalitat y diputado de ERC en el Parlament, Ernest Maragall, han presentado en los juzgados de Barcelona una querella contra el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Roldan y la empresa NSO Group por la presunta intercepción de comunicaciones y «espionaje informático».

En un comunicado este jueves, ambos han anunciado la querella contra Roldan, que era el director del CNI cuando se produjeron estos presuntos ataques informáticos en los teléfonos de Torrent y Maragall a través del programa ‘Pegasus’, un sistema de la empresa NSO Group que solo está al alcance de policías y sistemas de inteligencia estatales.

Loader Loading…
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Según ambos políticos republicanos, esta semana Whatsapp ha confirmado que son unas 1.400 las personas afectadas por este ataque en 2019 y la querella pide que se tome declaración como investigados a Roldan y a los responsables de la empresa NSO Group.

Según la investigación realizada por la entidad Citizen Lab, Torrent y Maragall fueron víctimas del programa de hackeo Pegasus, desarrollado por la empresa israelí NSO Group, durante los meses de abril y mayo de 2019. Tras hacerse público el espionaje, Torrent y Maragall han señalado al Gobierno, y más concretamente al CNI, como responsables del hackeo, puesto que NSO siempre ha defendido que sólo ha vendido su programa de espionaje a gobiernos.

Proceso independentista

Los independentistas han asociado este espionaje con el papel de Torrent y Maragall en el proceso secesionista. El primero, presionado desde JxCat para permitir una investidura a distancia de Carles Puigdemont primero, y su manteniendo sus derechos como diputado después pese a no haber pisado España desde 2017. El segundo como responsable de Exteriores de la Generalitat. Otras fuentes señalan, sin embargo con extrañeza que esos espionajes no se produjeran en las filas de Jxcat, mucho más activas en la política de «choque contra el Estado» tras las elecciones del 21D.

El Gobierno ha negado reiteradamente haber realizado ningún seguimiento ni haber interferido en las comunicaciones de los dos dirigentes republicanos. El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, reconoció que, si se confirma el espionaje, se trata de un hecho «grave; en un Estado de derecho se protegen la comunicaciones», pero aseguró que “confía en que en que el Gobierno y en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado hay respeto absoluto” a este derecho.

En este contexto, fuentes policiales han señalado que los Mossos podrían disponer de una tecnología similar. Y desde Cs recuerdan además el papel del Cesicat, antiguo servicio de «inteligencia» de la Generalitat, en presuntos espionajes a dirigentes no independentistas. «Tal vez debería preguntar a sus compañeros de bancada y a los responsables de la Agencia de Seguridad de Cataluña sobre el tema» le espetó el diputado naranja Alfons Sánchez al conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró.

«En 2019 ya vimos como Àngels Chacon -consellera de Empresa- viajaba a Israel para buscar alianzas en materia de innovación, y es un viaje a ese mismo país que vende el programa Pegasus a los gobiernos, que sirve para espiar. Yo no sé quién ha sido el culpable, sólo sé que tiene al exdirector del Cesicat imputado por espiar», ha aseverado el diputado de Ciudadanos.

Comentar ()