El president del Parlament, Roger Torrent, ha pedido al Gobierno de España que investigue el supuesto espionaje que sufrió el político catalán a través de Pegasus, un programa espía israelí que habría monitorizado su teléfono móvil en 2019.

«Es la primera vez que se acredita de forma concluyente lo que muchos ya sabíamos, que en España se practica que espionaje político contra adversarios políticos», ha afirmado en una declaración institucional este martes.

Según una investigación de El País y The Guardian, el móvil del presidente del Parlament fue objetivo de un programa espía en 2019, Pegasus, desarrollado por la compañía israelí NSO y que sólo se vende a Gobiernos y fuerzas y cuerpos de seguridad para combatir el crimen y el terrorismo.

Siempre según esta información, el teléfono del político republicano atacado con Pegasus entre abril y mayo de 2019 a través de un fallo de seguridad de WhatsApp, que abrió la puerta a la instalación del programa en 1.400 móviles en todo el mundo.

«Un Gobierno que se reivindica como el más progresista de la historia no puede permitir que estos hechos queden impunes», ha dicho Torrent, que ha asegurado que tomarán las acciones «políticas y legales que sean necesarias».

«Si el Gobierno tenía constancia de estos hechos sería complice; sino, sería un síntoma preocupante de negligencia y desconocimiento de prácticas ilegales. Hay que investigar los hechos y depurar responsabilidades, este caso tiene que poner fin a la guerra sucia con el independentismo», ha concluido.