La consellera de Presidencia de la Generalitat y dirigente de ERC, Laura Vilagrà, ha advertido al Gobierno de que «la legislatura española pende de un hilo» ante sus respuestas «insuficientes» sobre el espionaje político, sobre todo tras la reunión de ayer, de la que el Govern salió «muy cabreado».

Una advertencia que ha secundado la portavoz de ERC, Marta Vilalta, recordando que la votación del Decreto de medidas contra la crisis de Ucrania está en el aire. «Tiene que haber dimisiones y un contacto al máximo nivel porque a Pedro Sánchez no le hemos escuchado decir nada sobre esta situación».

Vilagrà ha insistido en declaraciones a Rac1 en la decepción manifiesta del Govern por la respuesta del Gobierno al ‘Caso espionaje’. Félix Bolaños anunció cuatro medidas para «esclarecer» las denuncias de espionaje a más de 60 independentistas, entre ellas abrir un «control interno» del CNI, «desclasificar» documentos y constituir en breve la Comisión de Secretos Oficiales.

Están en peligro todos los proyectos

«Salimos muy cabreados, esta es la palabra, porque no tuvimos las respuestas adecuadas de lo que ha pasado y lo que pasará», ha reconocido Vilagrà, que ha advertido de que «no basta» con esas cuatro medidas anunciadas. «No nos dio la sensación de que quieran que se sepa todo», ha agregado.

En este contexto, la portavoz republicana Marta Vilalta ha dejado en el aire el apoyo de ERC al decreto estrella del Gobierno, que este jueves votará el Congreso. Un decreto que incluye la rebaja de la gasolina o el incremento de ayudas sociales ante la crisis económica derivada de la Guerra de Ucrania. Los republicanos reconoce que es «el peor» decreto para plantar al Gobierno en el Congreso pero advierten que si no hay cambios, el decreto está en el aire.

«Pueden peligrar todos los proyectos o iniciativas del Gobierno» ha advertido Vilalta, «si no actúa como un gobierno transparente y democrático». La portavoz ha recordado que «quien rompe la confianza es el Gobierno que ha permitido este espionaje masivo». Por tanto, corresponde al ejecutivo de Sánchez moverse.

ERC señala el silencio de Sánchez

De hecho, Vilalta ha afeado al presidente del Gobierno su silencio sobre este tema. «Hace una semana» que se destapó el escandalo «y Pedro Sánchez sigue en silencio, no puede pasar mas tiempo sin que diga nada». Vilalta ha reclamado además un encuentro entre el presidente del Gobierno y Pere Aragonès «como primer paso para asumir las consecuencias que tiene que asumir el Gobierno del Estado».

Tras insistir en que la reunión entre Vilagrà y Félix Bolaños se saldó con «explicaciones insuficientes», que «no sirven para dar respuesta a un escándalo de tal magnitud», ha reclamado al Gobierno «incrementar nivel de respuesta». De hecho, la consejera de Presidencia ha lamentado que en la reunión del domingo en Palau el Gobierno estaba «más preocupado por perder apoyos parlamentarios» y «quedaron muchas incógnitas por desvelar».

Insistiendo en que el Govern «quiere llegar hasta el final y que dimitan los responsables» del espionaje, Vilagrà no ha querido concretar si ERC retirará el apoyo parlamentario al Gobierno, pero sí ha lanzado una advertencia clara: «No podemos negociar ni hablar con quien nos espía».

Fernando Grande-Marlaska no cree que esté «en riesgo» el respaldo de ERC en el Congreso al plan aprobado por el Gobierno con medidas económicas

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no cree que esté «en riesgo» el respaldo de ERC en el Congreso al plan aprobado por el Gobierno con medidas económicas y sociales para afrontar las consecuencias de la guerra de Ucrania para mostrar su malestar por el supuesto espionaje a dirigentes independentistas.

En un desayuno informativo, el titular de Interior -arropado por los ministros de Exteriores, Justicia, Sanidad y Agricultura-, se ha referido a las iniciativas del Gobierno para esclarecer el ‘Caso espionaje’ para defender el apoyo de ERC al decreto del Gobierno.

16.000 millones en juego

El próximo jueves el Congreso debe validar el real decreto ley de medidas urgentes para hacer frente a la crisis derivada de la invasión rusa en Ucrania con el que le Gobierno movilizará 16.000 millones de euros y que contempla una bonificación mínima de 20 céntimos en cada litro de combustible o un tope del 2 % a la subida del alquiler, entre otras medidas.

«No creo que exista ningún riesgo», ha confiado Marlaska sobre el apoyo de ERC a este plan.

Tampoco ve el ministro cuestionado «en absoluto» al CNI por el «control interno» que se abrirá sobre su actividad. «Tenemos que practicar la autoevaluación», ha dicho tras dejar claro que se darán las «explicaciones oportunas» sobre la presunta utilización del programa Pegasus y el supuesto espionaje.

«Que nadie tenga duda de que estamos en un democracia plena» y se aplica la ley, ha enfatizado.