Cataluña | España

Valents intenta consolidar su marca mientras el PP se rehace en Cataluña

El cabeza de lista del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, el día de la presentación de Eva Parera EFE

A un año de las elecciones municipales de 2023 Valents, el partido heredero de la candidatura de Manuel Valls en Barcelona, se ha lanzado a consolidar su marca con el objetivo de revalidar su representación en la capital catalana y la promesa de candidaturas en «centenares de municipios» de toda Cataluña. La primera ficha la han movido en Barcelona, con la presentación de Eva Parera como cabeza de lista. Y el objetivo es consolidar su espacio aprovechando la ventaja que supone la falta de candidato del PP y la crisis de Cs.

Compiten por el espacio de centro derecha con PP y Cs en Cataluña. Pero la candidatura en Barcelona, donde Parera lidera a los tres regidores dejados por la candidatura de Valls hace tres años es fundamental. Especialmente desde que Parera se vio forzada a renunciar al escaño obtenido en el Parlament hace un año, tras integrarse en la candidatura del PP como número dos de Alejandro Fernández.

Una alianza fracasada, que la dirección popular rompió tras constatar las estrategias divergentes del partido y Parera en el Ayuntamiento de Barcelona, donde la líder de Valents no dudó en pactar los últimos presupuestos municipales con Ada Colau y los socialistas.

El PP, sin candidato

Confían en consolidar su marca mientras el PP catalán busca candidato. Se da prácticamente por seguro que Josep Bou no repetirá como candidato popular. El empresario -una apuesta personal de Pablo Casado- ha consumado durante estos tres años un divorcio total con la estructura del partido en Cataluña.

Los populares, inmersos en una crisis en Cataluña previa a la caída de Pablo Casado, confían en poder celebrar su congreso ordinario el próximo otoño para elegir a una nueva dirección y cerrar heridas.

La derrota del 14F forzó una renovación a fondo de las estructuras locales, con el relevo de los cuatro presidentes provinciales y el aislamiento del presidente del PP catalán, Alejandro Fernández. Ahora, el partido se prepara para recuperar espacios perdidos en las próximas elecciones municipales, unos comicios en los que competirá por el mismo espacio electoral con los naranjas, y la entrada de Vox y Valents.

Una entrada en las instituciones que esta semana parece algo más cercana tras la última encuesta de electomania, que por primera vez les otorga representación en el Parlament. Ese es el objetivo último de Valents, que se presenta como un partido de estricta obediencia catalana y la promesa de no dar el salto a la política nacional que en su día hizo Cs.

La encuesta apunta además la desaparición de Cs del Parlament, donde el partido naranja se situó hace un año por encima del PP con 6 diputados. Y la recuperación de los populares

El espacio de PSC, PP y Cs

El secretario de comunicación del partido, Joan López Alegre, presentaba la oferta de la formación con un discurso que podrían hacer suyo PP o Cs. «Vamos a dar una buena noticia a los catalanes amantes de la seguridad ciudadana, la seguridad física, la jurídica, a los amantes de la propiedad privada, que añoran la calidad de los servicios públicos, y aspiran a ayuntamientos austeros que dediquen el dinero a hacer la vida más fácil a sus vecinos».

Parera advierte que «votar al PSC es votar por Oriol Junqueras y Ada Colau«. Y añade que Valents «viene a cubrir el espacio que deja el PSC, que deja el PP que habla de la España plurinacional y Cs, que está en vías extinción».

De momento, el partido ha presentado ya su estructura en las cuatro provincias catalanas y candidaturas en Hospitalet de Llobregat, Lloret, Salou, Sitges o Caldes de Malavella. La mayoría construidas a partir de ex cuadros de PP y Cs en Cataluña.

Te puede interesar

Comentar ()