Cataluña | España

Forcadell abre el fuego: "Borràs debería pensar en el prestigio de la institución"

Carme Forcadell, en el Parlament.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell. EFE

Laura Borràs empieza a notar la presión para que renuncie a la presidencia del Parlament con la inminente apertura de juicio oral por corrupción. La primera advertencia le ha llegado este jueves de su predecesora, la republicana Carme Forcadell, que cumplió casi cuatro años de prisión por su papel en el referéndum del 1-O. Con esos antecedentes, Forcadell ha reclamado hoy a Borràs que «piense en el prestigio de la institución».

«Es la presidenta del Parlament, no debe pensar en ella misma sino en el prestigio de la institución. El Parlament debe ser una institución ejemplar y tener tolerancia cero con la corrupción» ha advertido Forcadell en una entrevista en Ser Catalunya.

La ex presidenta del Parlament ha advertido que tampoco puede permitirse «ninguna sombra de duda sobre el movimiento independentista» pero ha situado por encima de esa consideración «el prestigio» de la cámara autonómica. Forcadell explicita así lo que muchos independentistas piensan, pero pocos se han atrevido a expresar en público por las consecuencias que esto puede tener para la estabilidad del Govern.

También por la presión de los seguidores de Laura Borràs, la dirigente independentista más popular más allá de los responsables directos del 1-O. De hecho, las redes se han llenado de ataques a Forcadell por sus palabras, que muchos han señalado como una deslealtad hacia Borràs.

La ex presidenta de la cámara ha recordado que durante su mandato se desplegó la Ley de transparencia y se aprobó el código de conducta de los diputados. Es en el marco de esas reformas cuando se introdujo la modificación en el reglamente que ahora obligaría a Borràs a dimitir, o a la cámara a suspenderla temporalmente.

Laura Borràs abusó de su posición

Este miércoles, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dejado a Laura Borràs a un paso del banquillo de los acusados por delito continuado de prevaricación administrativa, fraude administrativo, falsedad en documento mercantil y delito continuado de malversación de caudales públicos cuando era directora del Institut de les Lletres Catalanes (ILC).

El tribunal ha dado diez días a la Fiscalía para presente acusación y solicite la apertura de juicio oral o el archivo de la causa. En su interlocutoria, el instructor señala que «Borràs abusó» de su posición como directora del ILC «dictando resoluciones injustas al aprobar las adjudicaciones de dieciocho contractos menores».

Añade el magistrado del TSJC que Laura Borràs lo hizo «con plena consciencia de que las adjudicaciones entraban en contradicción con las exigencias de la legislación reguladora de los contratos del sector público».

Te puede interesar

Comentar ()