Cataluña | España

Llop advierte que los pinchazos son un delito de lesiones y pide a las víctimas que denuncien

La ministra de Justicia Pilar Llop

La ministra de Justicia, Pilar Llop EFE

El aumento de las denuncias de jóvenes que han recibido pinchazos en entornos de ocio nocturno preocupa al Gobierno. Al menos así lo ha dejado traslucir este miércoles la ministra de Justicia, Pilar Llop, que ha multiplicado sus intervenciones en medios de comunicación para lanzar un mensaje muy claro: advertir que los pinchazos pueden ser tipificados como un delito de lesiones y pedir a las víctimas que denuncien.

Cataluña suma ya 23 víctimas de pinchazos, la mayoría de ellas chicas en zonas de ocio nocturno en Lloret de Mar (Girona) y Barcelona, sin que por el momento ninguna de ellas haya sufrido con posterioridad una violación o un robo, y sin que se haya determinado si han sido drogadas ni con qué sustancia. Es la comunidad con más denuncias, que se han reproducido también en el resto de España.

«Grave violencia contra la mujer»

Ante esta escalada, Llop, ha llamado este miércoles a las mujeres que están sufriendo pinchazos en locales de ocio o fiestas a denunciarlo y ha recalcado que el pinchazo en sí supone ya un delito de lesiones, «un hecho grave de violencia contra la mujer», porque se les está expulsando de espacios públicos.

«Necesitamos saber a qué se debe este fenómeno para combatirlo de forma eficaz», ha insistido la ministra en declaraciones a TVE. En Catalunya Ràdio, Llop ha tachado de «depravados» a los autores de los pinchazos y ha destacado que sólo las denuncias permitirán investigar estos hechos para «conocer el patrón y las motivaciones» de los pinchazos.

La ministra de Justicia ha recordado, además, que el delito de lesiones comporta penas de prisión de hasta 3 años, ampliables a 5 en función de las motivaciones, que podrían asociarse a otros delitos como el robo o la violencia sexual.

Aunque en la práctica totalidad de los análisis realizados hasta el momento no se han encontrado sustancias tóxicas y las víctimas no han denunciado otros delitos, como una agresión sexual o un robo, la ministra ha insistido en que son hechos «gravísimos» de violencia de género, ya que las mujeres se ven expulsadas de lugares lúdicos y de ocio «con estas actitudes depravadas de desalmados».

Nuevo protocolo

Justicia presentó un protocolo de actuación ante los delitos sexuales con sumisión química el pasado marzo que establece las pautas a seguir cuando una mujer reporta una posible agresión sexual y no sabe muy bien cómo ha ocurrido. Los centros cuentan con kits homologados para la recogida de muestras y se han adquirido dos máquinas de alta sensibilidad para analizar sustancias en sangre y orina.

«Si hay algún tipo de sustancia no desaparece tan rápido como dicen. Con estas máquinas podemos averiguar si hay sustancias en un plazo doce horas en sangre y más si es un análisis de orina», ha explicado Llop, quien ha garantizado que el Ministerio y el Instituto Nacional de Toxicología están siguiendo muy de cerca el asunto de los pinchazos.

Se están cometiendo delitos de lesiones, pero podrían ser más graves si se conocieran «las verdaderas intenciones» de los autores. «Necesitamos saber qué está pasando», ha insistido.

Te puede interesar

Comentar ()