España | País Vasco

Galán apoya el plan energético de la UE y alerta del riesgo de intervenir el mercado: "Sería terrorífico"

El presidente de Iberdrola junto al rector de la Universidad de Deusto. MIKEL SEGOVIA

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha respaldado hoy el plan propuesto por la Unión Europea para hacer frente al alza de precios energético. Ha subrayado que en contra de las medidas planteadas por el Gobierno de España la senda por la que se decanta la UE es fijar un impuesto sobre los beneficios y no sobre la facturación o «elocubraciones». Ha destacado que además propone que lo recaudado no se destine a mera recaudación de los Estados, como propone el Ejecutivo de Sánchez, sino a compensar el alza de costes a los colectivos y empresas en situación de mayor vulnerabilidad energética.

En un acto organizado en Bilbao por Deusto Business School, el máximo responsable de Iberdrola ha advertido también del riesgo que supone pretender intervenir en los mercados de la energía: «Hay que ser muy prudente, las consecuencias pueden ser terroríficas y afectar a muchos sectores, no sólo a los energéticos sino tambien a los financieros y otros».

Sánchez Galán ha recordado que el elemento «distorsionador» de todo el mercado energético es el precio del gas y urge por ello a buscar fórmulas a nivel europeo que permitan limitar su precio, «no tiene sentido que lo esté marcando el señor Putin», ha afirmado.

Generar «marcos adecuados»

Ha vuelto a defender la prioridad que se debería otorgar al proceso de transformación «a través de la electrificación» y apostar decididamente por ella. Considera que, además de reducir la defendencia energética actual de toda Europa, supondrá un salto relevante en la descarbonización, un ahorro económico en importación de energía y supondría un impulso industrial y económico de primer orden.

Para ello ha reclamado a todos los Gobiernos que trabajen para facilitar «marcos adecuados» en sus regulaciones para todo este proceso de transformación, «tenemos la tecnología y la capacidad, trabajemos los marcos». Un objetivo que considera que acelerará la descarbonización elevada que aún arrastra Europa, «de más del 75% de la energía que consume» y permitirá rebajar la alta dependencia actual.

El máximo responsable de Iberdrola ha afirmado que en esta crisis los grandes beneficiados no están siendo compañías como la que él preside «sino las compañías de gas y petróleo». Ha apuntado incluso que ellos han visto recortados sus beneficios por el alza de precios del gas que emplean para producir energía o por los acuerdos plurianuales que les obligan a ofrecer energía a costes muy inferiores a los que ahora les cuesta generarla. Recuerda que en muchos países existen compañías energéticas que lo están pasando muy mal y los Estados han tenido que salir en su rescate.

Inversiones millonarias: 1,5 billones

Ha instado a los gobiernos europeos y al español a apostar por el proceso de electrificacion en marcha y en el que en los próximos años se llevarán a cabo inversiones millonarias de las que España se podría beneficiar. Para el continente europeo ha cifrado las inversiones previstas en los próximos años en alrededor de 1,5 billones de euros: «Todo ello necesitará inversiones muy elevadas que se irán al lugar en el que se le ofrezcan marcos más adecuados y favorables».

Recuerda que en el caso de una de las energías limpias pioneras, la fotovoltaica, la mayoría de los paneles y tecnología procedía de China, «y ahora tenemos una oportunidad para que con las electrolizadoras no ocurra lo mismo, que el hidrógeno verde que produzcamos no sea también chino, hay que incentivar este mercado».

En su opinión las directrices marcadas por la Union Europea son acertadas pero ahora queda el reto de que los países miembros sigan de modo adecuado ese camino y con regulaciones adecuadas: «Hay que lograr que los países sigan esos pasos pero no sólo a corto plazo sino con una mirada a largo plazo».

Te puede interesar

Comentar ()