España

El Congreso condena los insultos racistas a Vinicius antes del Atlético-Real Madrid en una declaración institucional

Vinicius Junior del Real Madrid celebra el gol de su lado durante el partido de fútbol de la Liga española entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid en el estadio Wanda Metropolitano.

Vinicius Junior del Real Madrid celebra el gol de su lado durante el partido de fútbol de la Liga española entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid en el estadio Wanda Metropolitano. EP

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes una declaración institucional lamentando los insultos al futbolista Vinicius Jr., del Real Madrid, en los alrededores del estadio Metropolitano y, como considera que «no es un caso aislado», ha instado a las organizaciones del fútbol y a las administraciones a redoblar esfuerzos para erradicar el racismo, la violencia y xenofobia en el deporte.

En la declaración institucional, recogida por Europa Press, se censura el «lamentable incidente racista» ocurrido en las inmediaciones del estadio del Atlético de Madrid, advirtiendo de que «la agitación del odio, el racismo y la xenofobia no son un asunto estrictamente deportivo porque el fútbol también educa, y en este caso para mal». «Por ello, este Parlamento no puede mirar hacia otro lado», se remarca.

Los grupos parlamentarios recuerdan que «este episodio no es un caso aislado» porque otros futbolistas han sufrido insultos similares por su raza y «la realidad aún más sangrante» es que sólo una vez motivaron la paralización de un partido.

Por todo ello, el Congreso reclama sanciones y «una mayor contundencia por parte de las instituciones, los clubes y los jugadores».

«El Congreso insta a la organización de La Liga, la UEFA, la FIFA, los clubes deportivos y también a los deportistas involucrados, así como al Consejo Superior de Deportes (CSD) y a todas las administraciones públicas a seguir comprometiéndose con la erradicación total de la violencia, el racismo y la xenofobia y la intolerancia en el deporte».

Comunicado Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid condena rotundamente los cánticos inadmisibles que una minoría de aficionadosrealizó en el exterior del estadio antes de la celebración del derbi. El racismo es una de las mayores lacras de nuestra sociedad y desgraciadamente el mundo del fútbol y los clubes no estamos libres de su presencia. Nuestro club siempre se ha caracterizado por ser un espacio abierto e integrador de aficionados de diferentes nacionalidades, culturas, razas y clases sociales y unos pocos no pueden manchar la imagen de miles y miles de atléticos que apoyan a su equipo con pasión y con respeto al rival.

Estos cánticos nos provocan una enorme repulsa e indignación y no vamos a permitir que ningún individuo se escude en nuestros colores para proferir insultos de carácter racista o xenófobo. En el Atlético de Madrid tenemos tolerancia cero con el racismo, nuestro compromiso en la lucha contra esta lacra social es total y no nos detendremos hasta conseguir eliminarla. Para ello nos hemos puesto en contacto con las autoridades para ofrecerles nuestra máxima colaboración en la investigación de los hechos acaecidos en el exterior del estadio y reclamarles la identificación de las personas que participaron para poder proceder a la expulsión inmediata de aquellos que sean socios del club.

También queremos invitar a todos los profesionales relacionados con el mundo del fútbol a realizar una profunda reflexión. Dejando clara una vez más nuestra más enérgica condena de estos hechos, que no tienen la más mínima justificación, creemos que lo que ha sucedido en los días previos al derbi es inadmisible. A los aficionados se les pide cordura y racionalidad y, sin embargo, profesionales de diferentes ámbitos generaron durante la semana una campaña artificial encendiendo la mecha de la polémica sin medir la repercusión de sus acciones y manifestaciones.

El dolor que siente la familia rojiblanca por este suceso es enorme. No podemos permitir que alguien pueda relacionar a nuestra afición con este tipo de comportamientos y cuestionar nuestros valores por culpa de una minoría que no nos representa. Nuestra decisión es firme y rotunda y no nos detendremos hasta expulsarles de la familia rojiblanca porque no pueden formar parte de ella.

Te puede interesar

Comentar ()