Carles Puigdemont será la estrella del «acto unitario» convocado por las entidades independentistas para conmemorar el quinto aniversario del referéndum ilegal del 1- O. Acto que abrirá la entonces presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en representación oficiosa de Esquerra, convocado bajo el lema «Defendamos el 1-O, ganemos la independencia».

Tras el cisma vivido en la Diada ANC, Òmnium, Consejo de la República (CxR), AMI, la Cámara de Comercio y la intersindical independentista firman una convocatoria que reivindica la «vigencia del 1-O» pero evita el choque directo con el Govern de Pere Aragonès. Aun así, la portavoz de ERC, Marta Vilalta, es prudente sobre la implicación de los republicanos en la manifestación. «ERC estará presente de algún modo» se limitó a apuntar anoche en TV3.

Arco de Triunfo vuelve a ser el escenario escogido para una manifestación que reivindica que «el resultado del referéndum es vigente» y «legitima democráticamente la lucha política para convertirnos en un estado independiente». Pero el objetivo, ante todo, es recuperar la imagen de unidad independentista, definitivamente rota por la guerra entre ERC y la ANC, Junts y Esquerra o, de modo más soterrado, ANC y Òmnium.

Exhibición de unidad

«Ante la situación actual es muy importante demostrar que cuando queremos nos ponemos de acuerdo» ha destacado Antoni Castellà, representando al CxR en la presentación de la convocatoria este jueves. Castellà ha destacado la «transversalidad y unidad» de la convocatoria que busca unir «todas las almas del independentismo».

La vía para conseguirlo, reconocen, es no haber entrado en su convocatoria en las vías para conseguir esa independencia. No habrá mención al diálogo con el Gobierno ni a la petición de «hacer efectiva» la DUI como reclamala presidenta de Junts, Laura Borràs.

De hecho, los convocantes han dado por supuesta la participación de dirigentes de ERC, Junts y la CUP en la concentración, en la que los partidos no tendrán papel institucional como tales.

En este contexto, Jordi Pesarrodona, vicepresidente de la ANC, ha señalado que la escenificación del acto buscará destacar la unidad que hubo para convocar el 1-O «entre Govern, instituciones, partidos y ciudadanía». La fórmula, una distribución de espacios con el público en el centro y los representantes de instituciones y entidades en los laterales, frente a frente.

El acto, ha añadido, busca que la «ciudadanía sea protagonista, como lo fue en el 1-O».