Cataluña | España

Aragonès convoca una reunión extraordinaria de Govern para abordar la crisis de la coalición

El presidente catalán suspende su agenda y rechaza la moción de confianza que le reclaman sus socios de Junts

Pere Aragonès comparece acompañado por su Ejecutivo.

Pere Aragonès comparece acompañado por su Ejecutivo. EFE

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha convocado una reunión extraordinaria del ejecutivo catalán para abordar la crisis de gobierno reabierta este martes en el debate de política general. La convocatoria llega después de una larga mañana de especulaciones, en la que Aragonès se ha encerrado con su equipo en el Palau de la Generalitat para estudiar las salidas a la situación. Mientras, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, pedía a Junts, en declaraciones a TV3, que «tome una decisión» sobre su apoyo al Govern.

Aragonès ha suspendido su agenda oficial de este miércoles. También lo ha hecho el vicepresidente y líder de Junts en el Govern, Jordi Puigneró. El objetivo: tratar de reconducir la relación con Junts, después de que sus socios de gobierno le reclamaran ayer que se someta a una moción de confianza.

Ni una resolución conjunta

La exigencia de esa moción de censura ha tensado al máximo la cuerda. Aragonès no conocía el contenido del discurso de Junts y considera la ruptura como una opción. La distancia es tal que ambos partidos han sido incapaces de presentar una propuesta de resolución conjunta al debate de política general, aunque desde los grupos parlamentarios señalan que hay tiempo hasta el viernes para pactar transacciones.

Desde el equipo de Aragonès no quieren ir más allá, pero apuntan que plantear una cuestión de confianza supone, de hecho, retirar la confianza al Govern y al presidente. La moción de confianza estará sobre la mesa el viernes, puesto que tanto la CUP como el PP han registrado propuestas en las que reclaman a Aragonés que revalide sus apoyos parlamentarios.

Fue durante el debate de política general, en el que Aragonès anunció que propondrá al Gobierno un «pacto de claridad» para pactar las condiciones de un futuro referéndum de independencia.

Suspensión de agendas

Tras la bronca de sus socios, la oficina de comunicación del president ha anunciado esta mañana que Aragonès «suspende su agenda para hoy en la Cataluña central, con vistas a Gurb y Berga». También lo ha hecho Puigneró, enlace natural entre el Govern y la dirección de Junts.

Fuentes de presidencia añaden que Aragonès se encuentra en el Palau de la Generalitat, donde esta mañana mantendrá «diversas reuniones» que de momento no se han concretado.

La nueva crisis llega después de que el portavoz de Junts, Albert Batet, reclamara a Aragonès una respuesta clara a las tres peticiones planteadas por su partido bajo la amenaza de exigir que se someta a una moción de confianza «como hizo el president Puigdemont hace seis años». Y como el propio Aragonès se comprometió a hacer en el ecuador de la legislatura en el pacto de investidura con la CUP.

Moción descartada

El propio Aragonès descartó esta opción anoche ante el Pleno del Parlament. «Yo como president no entraré en ningún juego que suponga crear inestabilidad en la institución. He sido claro en voluntad de seguir trabajo compartido, son otros los que tiene que tomar las decisiones y hace semanas que deberían haberlas tomado» ha añadido en referencia a Junts y el debate interno sobre la posibilidad de salir del Govern. 

«Estamos a tiempo de corregir, pero queremos garantías y concreción» le había advertido previamente Batet, que ha recordado las tres condiciones planteadas por su partido hace un mes: definir la dirección estratégica, centrar la mesa de diálogo en la autodeterminación y coordinación de los grupos independentistas en el Congreso.

«Si no hay garantías y concreción» sobre el cumplimiento de los tres puntos reclamados por Junts «le pediremos que se someta a una cuestión de confianza, como hizo Puigdemont hace 6 años». El portavoz de JxCat en el Parlament, Albert Batet, pronunció finalmente la amenaza tras un largo debate de política general que el presidente catalán prolongó para responder a sus socios a las 22.30 de la noche.

Te puede interesar

Comentar ()