Vox ha denunciado este domingo destrozos en la sede de la formación de Zamora, un ataque propiciado «una vez más por energúmenos y violentos con nocturnidad y cobardía».

A través de un tuit publicado en la cuenta oficial del partido, la formación ha señalado que «este vez ha sido el turno de los compañeros de Zamora», si bien estas acciones no van a hacer «que se callen». «Vox ha llegado para quedarse», añade la publicación.

Esta situación se suma al ataque que denunció el pasado enero la formación en la sede de campaña de Valladolid en la calle Santiago que había amanecido, «por segundo día consecutivo», dañada por diferentes actos de «vandalismo» como pintadas y roturas de cristales.