El PSC ganaría las elecciones en Cataluña y ampliaría su ventaja sobre ERC de celebrarse hoy los comicios, según el barómetro hecho público este miércoles por el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. Los socialistas obtendrían entre 35 y 41 escaños -ahora tiene 33, los mismos que ERC-. Los republicanos podrían perder tres escaños o subir hasta los 35, mientras Junts sigue cayendo y se sitúa entre los 19 y 24.

Como en la oleada anterior, el PP es el partido que más crece y se convierte en cuarta fuerza, pasando de tres a una horquilla de entre 11 y 16 escaños. Crecimiento que se explica por la amenaza de desaparición de Cs, con una expectativa de 0-4 escaños. También muestra un retroceso Vox (6-10) mientras la CUP (8-12) y los Comunes (6-10) se mantienen estables.

Con estos datos, el CEO muestra por riesgo real por primera vez de que el bloque independentista integrado por ERC, Junts y la CUP pierda la mayoría absoluta. Aunque este bloque ya se ha roto con la salida de Junts del Govern, este resultado facilitaría el acceso de Illa a la presidencia de la Generalitat.

Gana el «no» a la independencia

Como en el CEO anterior, el «no» a la independencia se impondría en un evantual referéndum con un 50% del apoyo, frente al 42% del «sí». Aunque el independentismo repunta un punto y el «no» cae dos respecto a los datos de julio.

En respuesta múltiple, la independencia cae el 34%, frente al 57% que se reparte entre quienes prefieren que Cataluña sea una comunidad autónoma (29), un estado de una España federal (20) o una región (8). Entre los que defienden la independencia, sólo el 11% apoya una secesión unilateral.

Sorprende el 14% de los votantes del PSC, el 11% de Cs y el 8% del PP que se declaran a favor de la independencia. Tanto entre los votantes que se declaran socialistas como los populares se impone por la mínima (51%) los favorables a una «solución dialogada» al problema catalán.

Suspenso al Govern

Por primera vez en la serie histórica, además, la Generalitat obtiene la misma valoración, 3,5, que el Gobierno de España. De hecho, el Govern de Pere Aragonès suspende incluso entre los votantes de ERC (4,6), mientras el Gobierno de Pedro Sánchez aprueba entre los votantes socialistas (5,6) y de los Comunes (5,2). Aun así, el 74% se declara poco o nada satisfecho con nuestra democracia.

Los socialistas se impondrían también en unas elecciones generales por delante de ERC. El PSC podría sumar hasta 15 escaños en el Congreso, mientras los republicanos podrían bajar hasta los 10. El PP recuperaría posiciones hasta situarse como tercera fuerza en Cataluña con 4-7 frente a los dos actuales.

En cuanto a la valoración de líderes, el CEO mantiene a Carles Puigdemont ocmo el más conocido. Sin embargo, tanto Puigdemont como Laura Borràs caen en el ranquin de valoración con un 3,8. Oriol Junqueras es el líder más valorado, seguido por Jaume Asens, mientras Illa se sitúa en la zona media de la tabla. Todos ellos suspenden.