Cataluña

Copa América, Barcelona vuelve al mapa de las grandes competiciones globales

Dos embarcaciones de la Copa América de Vela en una imagen de archivo.

Dos embarcaciones de la Copa América de Vela en una imagen de archivo. EP

Mil millones de euros. Es el impacto previsto para Barcelona con la celebración de la próxima edición de la Copa América, que arrancará el 22 de agosto de 2024. El Puerto de Barcelona invertirá para hacerla posible 55 millones de euros y los equipos llegarán a la capital catalana el próximo abril, para preparar la competición. 150 profesionales por cada uno de los cinco equipos, más sus familias. «Será la mejor Copa América de la historia» ha asegurado su máximo y director general del Emirates Team New Zealand, Grant Dalton.

Son los titulares ofrecidos este miércoles con el también presidente de la Amerca’s Cup Events (ACE) organizadora del evento. «Estamos muy ilusionados» ha asegurado Dalton tras agradecer la acogida en Barcelona y elogiar el trabajo en equipo de instituciones, empresas y sociedad civil en apoyo del evento, que devuelve a Barcelona a la primera línea de las grandes competiciones.

El evento también ha servido para presentar el nuevo logotipo de la regata, que incluye la famosa Copa de las Cien Guineas y la letra «B», en referencia a la ciudad que acogerá el acontecimiento deportivo. El diseño es de la agencia Pràctica, seleccionada en concurso con la colaboración del FAD (Fomento de las Artes y el Diseño).

Plano de la Copa América.
Plano de la Copa América.

Dalton ha anunciado que los equipos podrán construir sus respectivas bases en Barcelona el próximo mes de abril, un año después del acuerdo para celebrar la competición en la capital catalana. «Es increíble lo que hemos progresado en sólo 8 meses desde el anuncio de Barcelona como sede, algo que no se consigue sin el apoyo esencial de todas las instituciones y entidades de la ciudad y de todo el país» aseguraba. El objetivo: que todos se instalen en Barcelona antes de verano.

«Hemos avanzado en nueve meses la entrega de espacios de los cinco equipos» afirma orgullos Damià Calvet, presidente del Port de Barcelona. «Desde el pasado marzo en el puerto hemos trabajado para adecuar espacios, en abril los equipos podrán empezar construcción de sus bases y quedarse en Barcelona de forma permanente hasta el fin competición».

Los equipos

Aunque el Alinghi Red Bull Racing ya entrena en la capital catalana. El Ineos Britannia lo hace en Palma, y el NYYC American Magic, en Pensacola. El Luna Rossa Prada Pirelli se prepara en Cagliari y Emirates Team, ganador de la última edición, sigue de momento en Auckland. Son los cinco equipos ya en competición, a la espera de que se confirme la inscripción del francés.

«La Copa América es más que una carrera» advierte Dalton, que no duda en comparar la competición de la «fórmula 1 del mar» con los Juegos Olímpicos de 1992. Pero el espectáculo está garantizado. La regata se desarrollará a 200 metros de la orilla, perfectamente visible desde las playas de Barcelona o el Moll de la Fusta, donde se instalará el village de la Copa América, porque el litoral barcelonés tiene la profundidad suficiente y se pueden coger desde ese emplazamiento los vientos dominantes, asegura la organización.

Imágenes de las instalaciones para la Copa América.
Imágenes de las instalaciones para la Copa América.

A vista de playa

Traducción: «la competición será gratis». Un irresistible reclamo para locales y, sobre todo, turismo movido por los deportes náuticos para seguir una competición que este año, además, ha cerrado un acuerdo con Netfix para el seguimiento de la carrera desde el interior de los barcos. La organización confía con ello en doblar la audiencia mundial de la competición.

La Copa América supone también la remodelación del Port Vell de Barcelona. El presidente del Port, Damià Calvet, destaca que la entidad ha pisado el acelerador en 16 actuaciones -«que ya estaban previstas»- para acoger la competición. Obras que supondrán una inversión de 55 millones de euros.

Se trata de la remodelación del Port Olímpic, que acogerá a los equipos y el proyecto Hydrogen, de barcos de motor de hidrógeno con hidroalas (foils), como el Chase One de Emirates Team New Zealand. También la competición femenina, por primera vez en los 171 años de historia de la regata. La remodelación del Maremágnum, con la demolición del edificio Cinesa y la transformación del Imax, y cambios también en el Moll Adossat y el entorno del Word Trade Center.

Calendario

Este miércoles se ha presentado también el calendario de la Copa América: la ceremonia oficial de Inicio se celebrará en Barcelona el 22 de agosto de 2024. Le seguirán la prueba preliminar final y las Challenger Selection Series, del 31 de agosto al 6 de octubre, que conducirán al America’s Cup Match. La final propiamente tendrá lugar entre el 12 y el 27 de octubre.

Pero antes, entre finales de 2023 y principios de 2024 podrían celebrarse hasta tres eventos preliminares. Durante el mes de septiembre se celebrarán además las competiciones de mujeres y jóvenes, una novedad de esta edición que presume de ser más ecológica y socialmente responsable.

Tanto en la Copa América Femenina como en la Copa América Juvenil se está trabajando para que haya «presencia de un equipo español» aseguran los organizadores.

Uno de los proyectos más emocionantes que se están planificando para los aficionados locales e internacionales es la America’s Cup Experience, un espacio informativo de todo lo relacionado con la America’s Cup, incluyendo la historia, los equipos, la ciencia y la innovación, las zonas para niños, y la oportunidad de experimentar la emoción de las regatas de la America’s Cup con simuladores interactivos.

En otras palabras, los visitantes podrán experimenar la sensación de navegar a bordo de un AC75 de los equipos competidores en la pantalla de 600 metros cuadrados. Todo ello en el corazón del village de la America’s Cup, en el edificio Imax.

El legado

«Lo que hace de la Copa América algo increíble y que mucha gente no sabe, es que en realidad es una competición de diseño e innovación, más que un simple evento de vela” destacaba Dalton. Como sede de la Copa América, el objetivo de Barcelona es consolidarse como referente mundial en el ámbito náutico y en el de economía azul. Deporte, sostenibilidad, innovación y educación ligados a un evento de repercusión mundial, destacan tanto desde la alcaldía de Barcelona como en la Generalitat.

«La Copa América dejará un legado visible no solo en la ciudad de Barcelona sino en todo el frente marítimo» destacaba en este sentido el socialista Jaume Collboni. «Un legado que abrirá de nuevo nuestras ciudades al mar, que potenciará y popularizará la práctica de los deportes acuáticos y que ayudará a crear puestos de trabajo y oportunidades gracias a la apuesta por la Economía Azul».

Con equipamientos «que pondremos a disposición del evento», como es el caso de las Reales Atarazanas, un edificio histórico monumental que aspira a convertirse en uno de los centros neurálgicos de la Copa América.

Te puede interesar

Comentar ()