España

Comparecencia en el Congreso

Marlaska se enroca y niega que hubiera muertos en España en el asalto a la valla de Melilla

El ministro defiende que la mayor parte de los hechos se dieron en Marruecos, exime de responsabilidad a la Guardia Civil y asegura que se dio la atención necesaria a los heridos | Rechaza que el PP utilice "conjeturas" para atacar a las FyCSE, al cuestionar la actuación en la valla

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Congreso. EP

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska ha vuelto a insistir en la proporcionalidad de la Guardia Civil en Melilla a finales de junio y ha reiterado que no hay que «lamentar ninguna pérdida de vida humana en territorio nacional». Así se ha expresado Marlaska desde el Congreso de los Diputados, en la tercera comparecencia realizada ante los grupos de las Cortes, esta vez a petición de Partido Popular (PP), Ciudadanos (Cs) y el Grupo Mixto. El ministro ha intervenido para evitar que se desarrolle una comisión de investigación parlamentaria y para dar explicaciones de los hechos ocurridos en la valla de Melilla el día 24 de junio, donde un intento de salto fronterizo se saldó con diversas muertes: 23 víctimas, según fuentes gubernamentales; 70, para Naciones Unidas.

El titular de Interior, al inicio de la intervención, ha relatado nuevamente los acontecimientos. «Los 1.700 asaltantes entraron en terreno fronterizo a las ocho y veinte de la mañana». Éstos se «dividieron en dos grupos». El primero, buscó «intentar contener a la policía con piedras y palos», y el segundo «empleó hachas, mazas y radiales para forzar las puertas». Ello, ha insistido, «forma un embudo cuando intentan pasar al mismo tiempo». Marlaska ha puesto en primer plano la «violencia» del asalto y el empleo de la fuerza por parte de los migrantes. Y ha justificado la actuación «proporcionada» de la policía, tanto nacional, como local, allí desplegada. «Se cumplió con la legalidad, es falso que haya habido víctimas humanas en territorio nacional. Lo digo y lo reitero», ha mencionado.

Marlaska defiende que la mayor parte de los hechos se dieron en Marruecos, ha eximido de cualquier responsabilidad a la Guardia Civil y ha asegurado que se dio la atención necesaria a los heridos. Todo tras las críticas de ayer por la tarde del PP desde la sede nacional de Génova, que pidió su dimisión. Asimismo, después de que un conglomerado de medios hayan publicado las conclusiones de una investigación de la ONG Lighthouse Report, que recalca que al menos un migrante falleció en la zona española de la verja. Por lo que habría sido arrastrado al otro lado junto a otros heridos; a espacio marroquí.

Esta versión coincide a grandes rasgos con los argumentos mantenidos por los socios del Gobierno y los partidos de la oposición, que así lo plantearon desde el pasado viernes tras hacer un visionado de las imágenes de la tragedia. Esta corresponde a que hubo una avalancha de migrantes que tocó suelo español, que los gendarmes actuaron en el mismo y que no se prestó atención sanitaria. Ante ello, la oposición le pide que «deje de enrocarse». Marlaska también ha rechazado que se use, especialmente por parte de sus socios de Gobierno, «el violentar una infraestructura fronteriza» para solicitar asilo, dado que existen los canales adecuados. «España es un país de acogida, no tengan ninguna duda, pero no puede permitir que nadie intente derribar sus puertas a patadas», ha esgrimido.

En alusión al PP, Marlaska ha cuestionado que arremetan contra la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y se haga eco de conjeturas. Así se ha referido a la intervención desde Génova de Esteban González Pons, el vicesecretario de Acción Política, que ayer volvió a agitar los argumentos repetidos por el partido desde el mes de junio. Igualmente, Pons exigió su dimisión tras una rueda de prensa. Ante ello, Marlaska ha mencionado que «este Gobierno y este ministro no tienen nada que ocultar», aludiendo a las intervenciones públicas y entrevistas realizadas desde que aconteció el hecho en el paso del Barrio Chino de Melilla. El PP quiere «construir una verdad que no existe», ha añadido, afirmando que los de Alberto Núñez Feijóo y Cuca Gamarra «sembraron dudas de la actuación de la Guardia Civil».

Concretamente, Marlaska se refiere a esta afirmación de González Pons: «Es muy grave que se oculten heridos y muertes en territorio nacional, que se niegue el auxilio y atención a los que están muriendo en nuestro país, que se permita que gendarmes marroquíes entren en España y llevarse a los heridos y a los muertos». Algo por lo que ha dado instrucciones al Ministerio de Interior para que se haga cargo de la defensa de cualquier agente que se pueda ver afectado por estas declaraciones.

La respuesta de la policía fue proporcionada ante un hecho violento. No tuvimos que lamentar ninguna pérdida humana en nuestro país»

Fernando Grande-Marlaska

«Asumo toda la responsabilidad, porque yo doy la orden de proteger nuestras fronteras de cualquier ataque violento. Cuando algunos de ustedes se dieron cuenta de que se pasaron de frenada, pusieron el foco en la ausencia de medios, que es falsa», ha dicho a la bancada del PP, a quien también ha criticado su ausencia el pasado viernes, para la visualización de material audiovisual de más de seis horas. «¿Querían verlas editadas y descontextualizar lo sucedido?», ha preguntado Marlaska.

El ministro ha indicado que espera la «rectificación» de los populares, y ha reiterado que la oposición va «a tener al PSOE y al Gobierno en frente, con la defensa de lo derechos humanos» por delante. Asimismo, ha abogado por la labor de su ministerio: «Sumando efectivos y no recortando» como hizo el PP de Mariano Rajoy. Así ha sentenciado su intervención el titular de Interior. Ante ello, y como réplica, la diputada y portavoz en la Comisión de Interior, Ana Vázquez, ha puesto en juicio sus argumentos: «No siga tratando a los españoles por tontos, el visionado de imágenes y el conjunto de grupos parlamentarios dicen que usted miente», le ha espetado la gallega.

Vázquez ha comparado los datos expuestos en las primeras semanas con los que ahora se ofrecen, caso de las entradas de migrantes a la ciudad autónoma, que han pasado de un centenar a varias centenas. También sobre la actuación de los Gendarme en territorio nacional, la cual el ministerio negó «y ahora sabemos que barrieron» el perímetro. «No siga envuelto en la mentira, y váyase». A ello, se ha sumado la necesidad de sacar a la luz las imágenes de los hechos. Enrique Santiago, de Unidas Podemos, insiste en las imágenes visualizadas hasta el momento y ha pedido realizar una «investigación exhaustiva» para conocer la identidad de los fallecidos y las causas de las muertes. Ello, para trasladarlo y dar certezas a sus familias.

Vox vuelve a desafiar a la Mesa

Aunque durante la sesión de control al Gobierno el presidente de Vox, Santiago Abascal, ya había empleado el término «filoetarra», el diputado y vicepresidente del partido Javier Ortega Smith ha vuelto a usar el adjetivo en referencia al grupo Bildu al término de su intervención en la comparecencia de Marlaska. Ante ello, y después de otra polémica previa con Irene Montero, que ha acusado al PP de fomentar la cultura de la violación, Batet ha reiterado que todos los grupos presentes en la cámara han sido elegidos de manera democrática.

Ortega Smith ha definido el «asalto» de «violento, coordinado, masivo y desproporcionado» incentivado por «el efecto llamada». Y ha puesto en cuestión que Marlaska presuma del despliegue de 120 agentes. «Yo mejor diría que había tan solo 12o agentes ante una avalancha; solo eso en el mejor de los casos». «Pueden decir muy alto que solo 130 personas lograron entrar en el territorio, pero si el Gobierno fuera nuestro, de esos no quedaba ni uno», ha expresado el diputado de Vox.

Noticia en ampliación…

Te puede interesar

Comentar ()