España

Una investigación internacional pone contra las cuerdas a Marlaska un día antes de su comparecencia en el Congreso

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante un pleno en el Senado.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante un pleno en el Senado. EFE

Una investigación de varios medios de comunicación bajo el consorcio de Lighthouse Reports ha señalado este martes que al menos un migrante falleció en suelo español en la tragedia de Melilla del pasado 24 de junio, lo que cuestiona la versión oficial del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El responsable del Ministerio del Interior, que este miércoles vuelve a comparecer en el Congreso para hablar sobre esta tragedia, sostiene que «ningún hecho trágico» ocurrió en España, por lo que los 23 migrantes fallecidos el 24-J –unos 70 según la versión de varias ONG– se registraron del lado marroquí de la frontera.

En la línea con el documental de la BBC, ahora Lighthouse Reports –el mismo consorcio que denunció la violación de derechos humanos por parte de Frontex, la agencia de fronteras de la UE– se remite a una reconstrucción visual propia que supuestamente demuestra que las personas aplastadas en la frontera no tuvieron asistencia sanitaria y al menos un migrante falleció.

Según la nueva investigación que publica El País junto a otros medios como Le Monde, Der Spiegel y Enass, uno de los 35 testigos entrevistados asegura que una persona murió del lado español, mientras que en las imágenes se ve a los propios agentes marroquíes tomando el pulso y confirmando la muerte.

Esta persona identifica a un amigo como el fallecido que se ve en el vídeo, en el que se muestra a los agentes marroquíes arrastrándolo de su lado de la frontera desde la zona que se ha identificado en la investigación como española.

Un total de 134 subsaharianos de los 2.000 que trataron de cruzar a España el 24-J consiguieron acceder al centro temporal de internamiento de extranjeros y, según el Defensor del Pueblo, otros 470 fueron rechazados en frontera desde el lado español ese día.

La investigación recoge testimonios que apuntan a que hubo muchos migrantes que se desvanecieron tras pasar la última valla que separa ambos países. «Los agentes españoles les ataron las manos y les entregaron a los marroquíes, que les golpearon después, a pesar de la situación de peligro a la que se enfrentaron al ser retornados a Marruecos», según estos testimonios.

En este sentido, la investigación patrocinada por Lighthouse Reports menciona que ha entrevistado a funcionarios españoles, quienes confirman la ubicación «precisa» del lado español de la frontera. Incluyen un vídeo del helicóptero de la Guardia Civil.

El Congreso acogió el pasado viernes pasado el visionado de los vídeos entregados a la Fiscalía y al Defensor del Pueblo. Los portavoces de Interior de los partidos políticos reiteraron sus críticas a Grande-Marlaska, al que acusan de mentir al negar que se registraran «hechos trágicos» en la parte española de la frontera en un «asalto muy violento».

Interior tacha de «especulación periodística» el documental

El Ministerio del Interior ha tachado de «especulación periodística» el documental sobre la tragedia de Melilla difundido hoy por un consorcio internacional de medios de comunicación y se ha reafirmado en que la actuación de la Guardia Civil fue «absolutamente proporcional, profesional y ajustada a derecho».

El documental, distribuido por la ONG con sede en Países Bajos Lighthouse Reports y los diarios El País, Le Monde y Der Spiegel, asegura, frente a la versión oficial, que en la tragedia de Melilla del pasado 24 de junio algunas personas fueron aplastadas en el lado español de la frontera, abandonadas sin recibir atención médica y que alguna muerte se produjo en suelo español.

Fuentes de Interior han criticado que se difundan «hipótesis y conjeturas que carecen de cualquier base probatoria seria» y han subrayado que lo publicado «no desvirtúa en ningún momento la realidad de los hechos».

Insisten en que la actuación de la Guardia Civil fue absolutamente proporcional, profesional y ajustada a derecho, que su trabajo «no tuvo ninguna incidencia en los fallecimientos» y que «ninguna muerte tuvo lugar en territorio nacional».

Las fuentes lamentan que «determinados partidos políticos traten de instrumentalizar» la tragedia recurriendo a «especulaciones periodísticas». 

Te puede interesar

Comentar ()