Cataluña | España

Las 'casas container' de Colau en Barcelona estrenan inquilinos: jóvenes y familias monoparentales

Ada Colau en las nuevas alojamientos construidos con contenedores

Familias monoparentales que llevan dos años o más viviendo en pensiones. Es el perfil de los inquilinos que estrenarán los «alojamientos provisionales» construidos por el Ayuntamiento de Barcelona en contenedores marítimos reciclados. Un edificio de siete plantas con 42 viviendas construidas a partir de 77 módulos prefabricados, concebidos como una solución temporal para personas sin vivienda y en riesgo de exclusión social.

Este miércoles, 26 semanas después de empezar la construcción, Ada Colau ha inaugurado uno de los proyectos emblemáticos de su política de vivienda entre reproches a quienes tacharon de «cutre» la idea de promover vivienda industrial. Junto a ella, Djamila Bensabeur se presentaba como una de las primeras moradoras del edificio. Será la primera vivienda propia para ella y sus dos hijos, tras vivir en pensiones, la calle y, en los últimos meses, un habitación realquilada.

El nuevo edificio tiene capacidad para un centenar de personas vulnerables. En los próximos días 35 familias entrarán a vivir en los nuevos alojamientos, de las que 25 son monoparentales. Todos los inquilinos llegan derivados de servicios sociales del Ayuntamiento, de los que el 20% tienen unos ingresos por debajo del índice de renta de suficiencia de Cataluña (569 euros).

Prácticamente el 86% de los inquilinos llevan más de dos años viviendo en pensiones. Una situación, la de permanecer en alojamientos de emergencia como pensiones. que «se está cronificando en Barcelona» ha denunciado la regidora Laura Pérez.

Dos años de alquiler

Laura Pérez ha explicado que esta promoción apuesta por los jóvenes, niños y familias encabezadas por mujeres que ya eran atendidas por los servicios sociales. La previsión es que cada familia ocupe su vivienda un máximo de dos años para tener rotación de usuarios, explican desde el consistorio. Pero se hará «seguimiento personalizado» de cada inquilino para acortar o alargar el alquiler en función de su situación económica.

De los 42 alojamientos, 35 tienen dos dormitorios y los siete restantes uno. Los de dos dormitorios, accesibles para personas con movilidad reducida, tienen una superficie útil de 52,7 metros cuadrados con sala y cocina abierta, dos habitaciones y un baño. Los alojamientos de un dormitorio tienen 25,8 metros cuadrados.

Colau riñe a la Generalitat

Ada Colau aprovechó la presentación para arremeter contra la política de vivienda de los gobiernos autonómicos de la Generalitat y Madrid. «Estamos liderando la política de vivienda de toda España» ha asegurado, porque Barcelona «está haciendo más vivienda pública que Cataluña y Madrid juntas».

La alcaldesa aseguró que el Ayuntamiento está impulsando casi 2.000 viviendas en la capital, frente a las 40 de la Generalitat. «Es un escándalo», ha concluido. Por ello, reclama tanto a la Generalitat como al Gobierno que sigan la senda marcada por Barcelona con la construccion de viviendas prefabricadas.

En este contexto, Colau define como un «orgullo» el edificio presentado en las Glorias de Barcelona, que podrá alojar a personas «con trayectorias vitales muy duras, que han sufrido mucha precariedad y exclusión».

Djamila Bensabeur es una de ellas. La joven de 25 años estrena esta semana su primera vivienda con sus hijos de 5 y 3 años. «Llegué a Cataluña hace ocho años cuando era menor», explicaba la joven, que tras pasar dos años en un centro de menores ha trampeado entre albergues, la calle y una habitación en un piso compartido.

Te puede interesar

Comentar ()