Unos 40 autocares organizados por la ANC y procedentes de diversos puntos de Cataluña engrosarán este jueves la concurrencia a la manifestación independentista contra la cumbre hispanofrancesa en Barcelona. Mientras Pedro Sánchez y Emmanuel Macron se reúnen en el MNAC, con Pere Aragonès como anfitrión, el independentismo tratará de recuperar la unidad perdida para demostrarle al Gobierno que «aquí no se ha acabado nada».

Oriol Junqueras y Marta Vilalta por ERC, Laura Borràs y Jordi Turull por Junts, y Carles Riera de la CUP volverán a coincidir en una concentración, algo inédito tras la pandemia, bajo el lema «Aquí no se ha acabado nada, independencia, Països Catalans, basta de represión».

Críticas al Govern

La gran incógnita, a estas alturas, es saber si esta vez conseguirán mantener la unidad o una parte del público volverá a dirigir sus críticas contra el Govern de Aragonès y los líderes de Esquerra. De hecho, la presidenta de la ANC, Dolors Feliu, ya rompió el pacto de no agresión en la presentación de la concentración, cargando contra la asistencia de Aragonès a la cumbre.

«En la Asamblea consideramos contradictoria la posición del Govern de ir a la cumbre y a la vez participar en manifestación» advirtió Feliu reclamando al presidente catalán que no asista a la cumbre. Fue la única de las 30 entidades convocantes que afeó públicamente la decisión de Aragonès. «El independentismo tiene que demostrar una vez más su fuerza y determinación, es imprescindible que lo demostremos aquí y al mundo» reclamaba el presidente de Òmnium, Xavier Antich.

Fuentes de las entidades convocantes reconocen el riesgo para Esquerra, y confían en que sus dirigentes lleguen secundados por cuadros y simpatizantes del partido que eviten una imagen de abucheos como la vivida el pasado 1 de octubre por Carme Forcadell.

Los CDR, al consulado

Los CDR han convocado además una segunda marcha, a partir de media mañana, que se dirigirá desde Montjuïc al consulado francés. De hecho, toda la izquierda independentista extraparlamentaria se ha sumado también a la convocatoria unitaria. No solo los CDR, también Arran, Batec, la Forja y Poble Lliure han convocado a los suyos a protestar contra el encuentro entre Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.

En un comunicado, los CDR anuncian que estarán en la convocatoria unitaria e invitan a todos los independentistas a sumarse a ella. «Que vean que no queremos formar parte ni del estado español ni del estado francés, que secularmente se han dedicado a fragmentar e intentar aniquilar la nación y la cultura catalanas»