España

La exclusión del español en Cataluña

Manifestación en defensa del castellano en Cataluña.

Manifestación en defensa del castellano en Cataluña. EFE

Una delegación del Parlamento Europeo, formada por seis miembros oficiales de los grupos políticos que representan el 74,5% del Parlamento, más seis acompañantes, visita Cataluña desde el 18 al 20 de diciembre. Antes de la visita, una de las acompañantes, la eurodiputada del PSOE, ha renunciado.

La misión del Europarlamento, coordinada por Yana Toom, es evaluar la inmersión lingüística obligatoria, a la que se somete en Cataluña a los alumnos de habla familiar o habitual española.

Para situar esta visita, en primer lugar, interesa entender el porqué de esta misión y la situación del español en la educación catalana y, a continuación, visto el programa, analizar las posiciones de los participantes.

Justificación de la misión del Parlamento Europeo y situación del español en la educación

¿Por qué se implica el Parlamento Europeo en este asunto? Porque la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) lo ha solicitado al Comité de Peticiones del Europarlamento y ha sido aprobado por las mayorías reglamentarias. Diversas asociaciones cívicas vienen luchando, desde la década de los 80 del siglo pasado, por los derechos lingüísticos de los alumnos de habla española teniendo que soportar rechazo, señalamiento y exclusión.

¿Por qué la AEB recurre al Parlamento Europeo? Porque la Administración catalana niega el derecho de familias y alumnos a aprender en español, y porque la Administración del Estado ha sido incapaz durante más de 40 años de regular el tratamiento equitativo de las lenguas cooficiales.

Situación real del español en la escuela catalana

Actualmente, la situación educativa de las lenguas cooficiales, español y catalán, se caracteriza por la prevalencia de catalán y la exclusión del español como lengua vehicular y de educación con tres rasgos distintivos:

  1. Inmersión en catalán de 0 a 8 años (etapas de Educación Infantil y primer ciclo de Educación primaria). La única lengua de comunicación y aprendizaje es el catalán. Los alumnos de habla familiar catalana tienen el derecho a aprender y convivir en la escuela en su lengua materna; derecho negado rotundamente a los alumnos de habla familiar o habitual española, incluidos los alumnos con necesidades educativas especiales.
  2. Catalán única lengua vehicular y de aprendizaje de 9 a 16 años (segundo y tercer ciclos de la Educación primaria y toda la ESO). La vida escolar es en catalán, todas o casi todas las materias se imparten en catalán, excepto materias lingüísticas como el inglés, el español u otra.
  3. El catalán es la única lengua oficial y el español es tratado como una lengua extranjera.

Esta situación real puede observarse en el funcionamiento del sistema escolar es una anomalía constitucional, vulnera derechos personales y perjudica el proceso educativo de los alumnos:

  • Anomalía inconstitucional: Es una desviación del normal funcionamiento de las lenguas cooficiales en educación, contraria al Estado de Derecho. Vulnera el art. 3.1. de la Constitución y la doctrina consolidada del Tribunal constitucional, entre 1982 la actualidad. Puede resumirse en la STC 31/2010, F.J. 14º: “El castellano y el catalán son lenguas oficiales en Cataluña, con similar trato vehicular y de educación”. Nada de esto se cumple. Se deja hacer y se mira para otro lado.
  • Viola los derechos personales: Imponer el catalán en detrimento del español es arbitrario porque prevalece la voluntad de poder de los nacionalistas sobre el Derecho, quebranta derechos individuales de todos los alumnos de habla familiar catalana porque les impide vivir con normalidad en español (también es su lengua), pero es, especialmente, lesivo para los alumnos de habla familiar española porque no pueden vivir y aprender en su lengua materna en su propia nación. Esta situación forzada no se da en ninguna nación democrática.
  • Perjudica el éxito educativo a los alumnos de habla española: Así lo acreditan diversos estudios y evaluaciones independientes, como el reciente informe PISA-2022 (evalúa capacidades de matemáticas, ciencias y lectura de los alumnos de 15-16 años al final de la educación básica). Los alumnos de la educación catalana han obtenido peores resultados que en ediciones anteriores, especialmente en lectura (descenso de 22 puntos) y matemáticas (descenso de 21 puntos).  Este diagnóstico negativo confirma una tendencia consolidada de regresión cualitativa de otras pruebas internacionales como PIRLS (Progress in International Reading Literacy Study). Esta prueba evalúa específicamente la comprensión lectora en alumnos de 4º de Primaria (9-10 años).

Cito el análisis realizado por la asociación Convivencia Cívica Catalana (CCC), realizado con los datos PIRLS-2016, cuyas conclusiones, a la vista de los datos, son demoledoras: Los alumnos de habla española fracasan en Cataluña el triple que en Madrid; Un 30% de alumnos de habla española no superaron el nivel más bajo de comprensión lectora, el triple que en la Comunidad de Madrid (9%), y casi el doble que la media española (16%); La tasa de fracaso de los alumnos por razón de su lengua familiar es la siguiente: alumnos de habla catalana que aprenden en la lengua materna, 17,5%, alumnos de habla española que no aprenden en la lengua materna, 30%.

Esta prueba además de evaluar la competencia lectora obtiene información sobre el gusto por la lectura y sobre el sentimiento de seguridad al leer. Estos porcentajes son significativos:

Los alumnos de habla española afirman no gustarles la lectura en un 15% (todas las lecturas son en catalán). Es la tasa más alta comparada con otras autonomías. La media española es del 9,2%; Preguntados sobre el sentimiento de seguridad en la lectura, los alumnos de habla española en Cataluña dicen no sentirse seguros (27%), con la tasa más alta comparada con otras autonomías. La media española es del 18%. Con los datos del PIRLS-2021 seguimos con la misma tendencia negativa.  

Programa de la visita y posiciones de sus participantes

¿Qué contiene el programa de la visita? Comprende entrevistas y visitas a centros docentes: Reunión con los peticionarios y representantes de familias afectadas y asociaciones cívicas. Reunión con la asociación de profesores USTEC-STEs. Reunión con miembros de la judicatura: Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Visita de escuelas. Reunión con la Fundación Bofill y con la asociación de profesores Docentes Libres. Reunión con representantes de las autoridades regionales: consejera de Educación, Consejo Escolar de Cataluña, Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo. Reunión con la Alta Inspección del Estado en Cataluña. Reunión con el Defensor del Pueblo. Conferencia de prensa

¿Cuáles son las posiciones de los participantes? El programa expuesto expresa el criterio de escuchar diversas posiciones sobre el tratamiento de las lenguas oficiales en Cataluña y, en especial, sobre la inmersión lingüística obligatoria en catalán.

La visita a los centros docentes para observar los usos lingüísticos es, quizá, lo más relevante, pues tienen la oportunidad de ver, esperemos que sin condicionantes ni filtros, la presencia real de las lenguas oficiales en la vida escolar. 

Pero, veamos los papeles asumidos, de entrada, por los distintos participantes:

A. Los peticionarios (asociaciones pro-lengua materna y bilingüismo escolar: AEB, Docentes Libres, familias afectadas) tienen una oportunidad para exponer sus experiencias de exclusión, vulneración de derechos lingüísticos, abusos de poder de la Administración catalana, así como contrarrestar las falacias argumentales de los nacionalistas.

B.  La Administración nacionalista (Consejería, Consejo Escolar, Consejo Superior de Evaluación y el Defensor del pueblo) es contraria a esta visita, pero la aprovecharán para hacer valer su posición de poder y el argumentario legitimador de la dominación lingüístico-cultural, repetido hasta la saturación por políticos, funcionarios afines y medios. Cabe incluir al sindicato USTEC-STEs y a la Fundación Bofill por sus vínculos y dependencias con la posición política del nacionalismo lingüístico.

Tres son los argumentos falaces que emplean:

Políticos. La inmersión obligatoria es un “acuerdo de país”; cuenta con la mayoría de las fuerzas del parlamento catalán, expresado en normas, como el Decreto Ley 6/2022 y la Ley 8/2022 que excluye el español como lengua oficial y por ende vehicular de la educación. Estas normas, han sido denunciadas al Tribunal constitucional (TC) por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por vicios de inconstitucionalidad. Todavía no hay pronunciamiento del TC. En las sociedades democráticas los acuerdos políticos están subordinados al ordenamiento jurídico.

Sociales.  Exhibirán que es un modelo implantado hace décadas y “normalizado” en la percepción social, pero ocultarán que ha sido impuesto por la fuerza. Además, pregonan, contra toda evidencia, que contribuye a la “cohesión social” y a la “igualdad”, pero es todo lo contrario: no cohesiona, más bien discrimina y daña; es inequitativo, por la diferencia radical de trato de las lenguas cooficiales.

Educativos. Mostrarán la paz escolar, pues afirman que la mayoría ve bien el sistema lingüístico impuesto. De hecho, encuestas libres evidencian lo contrario. Por ejemplo, la encuesta del instituto GAD3-2015, evidencia que la mayoría social opta por un tratamiento equilibrado de las lenguas: trilingüe (español, catalán e inglés), 64%; bilingüe (español y catalán) 21,1%; monolingüe en catalán (9%); monolingüe en español (5%).

La verdad es que la Generalidad nunca lo ha preguntado a las familias, que no tienen más remedio que tragar, pero centenares de familias inadaptadas para ellos reclaman sus derechos civiles. Ahora lo intentan justificar por “motivos pedagógicos”, pero no hay más motivo que la voluntad de imponerlo. La Pedagogía científica no legitima la exclusión del español sino todo lo contrario, expresado por la UNESCO-1990: “Los alumnos aprenden a leer más rápido en la lengua materna (L1) y así adquieren otras aptitudes académicas”. También, el Estudio Mundial sobre la Infancia New York-1999: “El conocimiento inicial en lengua materna incide en el aprendizaje de la segunda lengua”. Asimismo, intentan confundir con “motivos retóricos plurilingües”, pero la verdad es que el catalán es la única lengua vehicular y dominante de enseñanza.

Afirman con cinismo que, la exclusión del español no impide que al “final de la ESO los alumnos alcanzan un conocimiento similar en ambas lenguas oficiales”. Exhibirán pruebas internas de competencias básicas que lo avalan, pero refutadas por los resultados de pruebas internacionales, como las citadas antes.

C. Los profesionales independientes, como el Tribunal superior de Justicia de Cataluña, tendrán la ocasión de recordar la doctrina constitucional y jurídica sobre la materia, sucintamente citada al principio.

D. La Alta Inspección del Estado, órgano político no profesional, tiene una posición comprometida, habida cuenta de la dependencia del gobierno Sánchez de los partidos secesionistas. Lo más probable es que navegue entre dos aguas o se entregue, contra toda razón, al falso relato nacionalista.

Y la última cuestión, ¿qué puede aportar la visita? La Comisión de Peticiones del Europarlamento tiene la oportunidad de aportar veracidad e imparcialidad más allá de intereses, en el marco de sus competencias.  Estaremos atentos a su informe y a su posible impacto en el Parlamento Europeo.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

2 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Háganse a la idea que, tras la muerte de Franco, unos y otros han vendido este país en pro de su propio patrimonio. Se ha vendido la educación y la cultura a cambio de votos, la sanidad a cambio de yates y chalés. Como colmo, ya indultamos a terroristas y mangantes recientes a cambio de votos. Como cortina de humo, los medios financiados por el estado, o sea, todos los demás, nosotros, los pagarines, sacan a relucir viejas historias de ETA, razonan que lo suyo es perdonar y, sobre todo, callan sobre el ridículo que estamos haciendo en el exterior.
    La combinación es perfecta. Cada vez el nivel de incultura es mayor, lo que impide que la gente se dé cuenta del nivel de mangoneo que se lleva desde los años 80. Lo de Cataluña sólo es un ruido más, para que cuatro mangantes nos sigan metiendo la mano en el bolsillo y aprueben nuevas leyes, a espaldas del congreso y del resto de españoles. Tranquilos, el nuevo caudillo tampoco durará, siempre habrá alguien con intereses mayores.

  2. Primero me pregunto si hay que decir español o castellano.
    Segundo, no pasará nada y seguiremos igual en Cataluña mientras los que estén al frente, tengan a esta “cosa” que duerme en la Moncloa cogido por ……..