Andalucía | España

El Gobierno rechaza cerrar la Plaza de España de Sevilla para cobrar entradas y se enfrenta al Ayuntamiento

Varias personas visitan la Plaza de España de Sevilla, este domingo.

Varias personas visitan la Plaza de España de Sevilla, este domingo. EFE/David Arjona

Tras la polémica suscitada este domingo por el alcalde de Sevilla, quien propuso cobrar a los turistas por entrar a la Plaza de España de Sevilla para financiar así su conservación, este lunes el Gobierno central ha rechazado cerrarla para cobrar entradas a los visitantes de fuera de la provincia y considera "privatizadora" esta iniciativa del Ayuntamiento de Sevilla, que la defiende con el argumento de que los fondos se destinarían a la vigilancia y el mantenimiento del monumento.

El Gobierno municipal ha anunciado su intención cerrar la Plaza de España de Sevilla, uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad, con el objetivo de que los turistas de fuera de la provincia paguen una entrada y así poder mantener un servicio de vigilancia durante 24 horas y contar con un taller de restauración.

El alcalde de la ciudad, el popular José Luis Sanz, ha justificado este lunes su propuesta en que es "imposible" mantener este monumento con el IBI que pagan los ciudadanos, por lo que ha pedido a las administraciones "afectadas" un convenio para ponerlo en marcha.

En declaraciones a los periodistas tras asistir a un acto, Sanz ha dicho que Sevilla es la ciudad con el casco histórico más importante de España y uno de los más "imponentes" de Europa y resulta "imposible" mantenerlo con el IBI de los sevillanos, a lo que hay que sumar, según ha destacado, los problemas de financiación que tienen los ayuntamientos.

De  3 a 4 euros por entrada

Según los cálculos realizados por el Ayuntamiento hispalense, si el 80 % de los cuatro millones de visitantes de Sevilla acude a esta Plaza y se les pide 3 ó 4 euros por la entrada, da una cantidad para un servicio de vigilancia 24 horas y crear un taller de restauración.

Precisamente, la responsable del departamento del que depende Patrimonio, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avisado este lunes, en un mensaje en la red social X, al Ayuntamiento de Sevilla que "no se va a prestar" a la decisión de "privatizar" el espacio público.

No obstante, el Ayuntamiento es consciente de que esta iniciativa no puede hacerse sin el concurso del Gobierno de España, administración competente en las galerías y los edificios adheridos a la Plaza de España, según ha recordado este lunes el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández.

Fernández ha acusado este lunes al Ayuntamiento de Sevilla de "deslealtad absoluta" por su pretensión de cerrar la Plaza de España y cobrar la entrada para acceder a este enclave, ya que se trataría de una actuación que no se puede adoptar sin la participación del Ejecutivo central.

El delegado del Gobierno se ha pronunciado sobre este asunto, del que ni la Delegación del Gobierno y la Subdelegación del Gobierno en Sevilla han tenido "conocimiento oficial", y ha recordado que el Gobierno de España es titular, a través de Patrimonio del Estado, tanto de la galería como del edificio anexo a la plaza.

Dicho edificio alberga, según ha explicado Fernández, un "sinfín" de servicios públicos que se prestan a los ciudadanos en su conjunto, desde el acceso de la galería hasta la propia Plaza de España.

Por parte de la Junta de Andalucía, la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, ha resaltado este lunes que la Plaza de España de Sevilla, "es un monumento y no una calle ni una avenida", según han informado a EFE fuentes de este departamento, que han añadido que la propuesta requiere el acuerdo de varias administraciones, ya que "son varias las que participan de la titularidad del entorno".

El presidente de la Diputación de Sevilla, Javier Fernández, y el PSOE andaluz han exigido a Sanz que rectifique el "disparate" de querer cobrar para acceder a la Plaza de España y le han instado a dejar de "hacer el ridículo" y ofrecer una alternativa seria como la implantación de la tasa turística en la ciudad.

Por su lado, el presidente de la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia, Manuel Cornax, ha lamentado este lunes la propuesta de alcalde de la capital andaluza y ha dicho que provocaría “que pasara algo en Sevilla que no pasa en ningún lugar del mundo”.

Mientras tanto, dos vecinos de Sevilla, Jesús Juan Pérez y Nacho Molina, han lanzado sendas recogidas de firmas en Change.org en las que piden que "no se privatice" la entrada a la Plaza de España y cada uno ha superado las 10.000 rúbricas en un día. 

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar