“Hoy se ha demostrado en las declaraciones que ha hecho Carmen Calvo que estamos lejos de un acuerdo que permita un diálogo efectivo”. La portavoz del Govern, Elsa Artadi, ha tardado apenas dos horas en salir a corregir las explicaciones que la vicepresidenta del Gobierno ha dado esta mañana sobre la figura del “relator” pactada con los partidos independentistas.

Artadi ha advertido que ese mediador debe actuar en la mesa de partidos de ámbito estatal que los independentistas reclaman al PSOE, que aseguran tener pactada con el Gobierno. No en la mesa de diálogo catalana ya creada, en la que participan PSC y Comunes, junto a ERC y JxCat. “Nos parece totalmente fuera de lugar ligar la figura de mediador a una mesa que ya existe y que es mandato del Parlament, esto no vamos a ir a pactarlo a Madrid”, ha advertido la portavoz catalana.

Artadi ha ido más allá, y ha explicado que “hace dos semanas”, cuando Calvo, Pere Aragonés y ella misma se reunieron en el despacho del vicepresidente catalán ya “pactamos la composición” de esa mesa de diálogo político: dos miembros del PSOE, dos de Podemos, dos de ERC y otros dos de JxCat. De este modo, explican desde Cataluña, se podía respetar los equilibrios entre Crida y PDeCat, pero también entre PSC y PSOE.

Fue en esa reunión cuando el Gobierno habría aceptado la figura del “relator”, figura que Artadi ha vuelto a calificar hoy de “pieza clave, si no la desencallamos seguiremos teniendo reuniones q no avanzan”. Para los independentistas, el juego de desmentidos de hoy es el mejor ejemplo de la necesidad perentoria de una figura “neutral” que “de fe” de lo que se pacta.

La portavoz del Govern ha dejado claro además que “la autodeterminación y fin represión han de estar explícitamente sobre la mesa” de diálogo con el Gobierno y ha rechazado ligar ese diálogo a la votación en el Congreso de la tramitación de los Presupuestos Generales. Una tramitación para la que los partidos independentistas mantienen su enmienda a la totalidad.

El próximo contacto, esta tarde

Artadi ha respondido así a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, quien esta mañana ha tenido que salir en una comparecencia de urgencia a matizar el acuerdo sobre el “relator” exigido por la Generalitat para mediar en las negociaciones entre ambos gobiernos.

La vicepresidenta, Artadi y Aragonés deben mantener esta tarde un nuevo contacto, vía videoconferencia, al que los representantes del Gobierno y Generalitat se habían emplazado antes de esta polémica para seguir avanzando en la composición de la mesa de diálogo y la elección del relator en base a las propuestas de la Generalitat.

Calvo ha achacado las críticas de algunos barones socialistas a esa “cesión” a Quim Torra a la “desinformación y el desconocimiento” de dirigentes como Emiliano García-Page sobre los acuerdos del Gobierno con la Generalitat. En ese sentido, se ha esforzado por restar importancia a la figura del mediador o “relator” en esa mesa de diálogo como persona que convoca, establece el orden del día y conduce las reuniones. “No es un observador internacional, nadie que venga a mediar en una situación de la que no sean capaces los partidos políticos de asumir sus responsabilidades”, ha asegurado.