El presidente del Parlamento Europeo, el popular Antonio Tajani, se ha convertido hoy en involuntario protagonista de la conferencia pronunciada por Quim Torra y Carles Puigdemont en un hotel de Bruselas. Una conferencia que los líderes independentistas querían dictar en la Eurocámara, invitados por los nacionalistas flamencos, con el argumento del juicio a los líderes del 1-O, y que Tajani prohibió a petición de PP, PSOE y Cs. Torra y Puigdemont han coincidido en que el juicio no puede ser justo en España y en reclamar una mediación internacional para obligar al Gobierno español ha aceptar un referéndum de independencia reconocido internacionalmente.

«Tajani ha convertido el Parlamento Europeo en una marioneta de la derecha y de Borrell» ha lamentado Torra al inicio de su intervención, en la que ha acusado al presidente de la Eurocámara de «vulnerado nuestro derecho a la libertad de expresión porque la Unión Europea y su Parlamento tienen que ser la casa común de los ciudadanos para debatirlo todo». Según Torra se ha vulnerado también el «derecho a la información» de los ciudadanos europeos sobre el proceso judicial contra los líderes independentistas.

«Tajani ha tomado una decisión ideológica cuando debería ser el presidente de todos los ciudadanos europeos, no solo de los de la derecha más radical» ha lamentado Torra, que ha acusado al dirigente italiano de ser una «vergüenza para Europa y los europeos, para todo el que haya luchado por la libertad». Le ha recriminado además que sí haya permitido un acto de Vox en la Eurocámara, por lo que ha concluido que «discrimina a Cataluña».

Puigdemont vuelve al referéndum

El ex presidente catalán ha insistido, por su parte, en la reclamación de un referéndum de independencia. Puigdemont ha asegurado que siguen «dispuestos al diálogo». «Volvemos a pedir al Gobierno una solución basada en la vía del dialogo: un referéndum acordado que sea internacionalmente reconocido» ha reclamado, para lo que ha reconocido que será imprescindible a intercesión de actores internacionales.

«Con la actual derecha española y la alianza ultranacionalista está claro que sólo con una mediación internacional podremos convencer al establishment» de la celebración de un referéndum, ha apuntado. «El poder de la mediación internacional podría forzar al Estado a sentarse en la mesa de negociación» ha insistido, por lo que la opinión publica internacional «será fundamental, por eso estamos hoy aquí».

Desde hace más de un año la UE tiene presos políticos, ha llegado el momento de que entienda que las fronteras no son eternas» afirma Puigdemont

Tanto Torra como Puigdemont han insistido además en denostar a la justicia y acusar a España de vulnerar los derechos fundamentales de los procesados. «La unidad de España no merece estas vulneraciones de derechos humanos.» ha asegurado el segundo, quien ha asegurado que «el conflicto entre Cataluña y España es asunto europeo porque desde hace más de un año la UE ha tenido presos políticos. Están en prisión europea».

«Cataluña es viable económicamente, tiene la medida de Portugal y Finlandia y exporta tanto como Dinamarca» ha argumentado Puigdemont para defender sus tesis independentistas. «Ha llegado el momento de que la UE entienda que la autodeterminación juega a su favor, que las fronteras no son eternas».