El secretario general de Junts, Jordi Sànchez, se ha mostrado confiado en sacar adelante los Presupuestos de la Generalitat con los votos de los partidos independentistas -ERC, Junts y CUP- y ha augurado una negociación «sin problemas relevantes».

Lo ha dicho este jueves en una entrevista en Catalunya Ràdio, después de que el líder del PSC, Salvador Illa, se ofreciera a pactar los Presupuestos con el Govern si la CUP rechazara apoyarlos.

Sànchez ha afirmado que el conseller de Economía y Hacienda, Jaume Giró, ya ha hecho «los primeros contactos y está trabajando en esta dirección», para aprovechar la mayoría parlamentaria que permitió la investidura del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Además, los acuerdos programáticos entre las tres formaciones -ha sostenido- «dan unas orientaciones lo suficientemente claras sobre por dónde deberían ir estos Presupuestos», en los que cree que la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat no será una línea roja que vaya a hacerles perder el apoyo de los ‘cupaires’.

En ese sentido, ha dicho que la apuesta de Junts es no dejar escapar la oportunidad de que Barcelona cuente con un ‘hub’ internacional, y que se comprometen a no afectar «el núcleo central del espacio de La Ricarda», zona natural protegida.

Preguntado por los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ha apostado por abordar la negociación con coordinación entre los partidos independentistas y ha añadido que para él sólo tiene sentido votar a favor si es «a cambio de algo», lo que a su juicio no se ha producido hasta la fecha.

Sobre la postura de Junts ante la mesa de diálogo, ha subrayado que en el acuerdo de investidura que firmaron con ERC ya decían que eran «escépticos» con este espacio, y que el plazo de dos años lo pactaron los republicanos con la CUP.

«El gran riesgo, que nosotros venimos denunciando desde mucho antes del acuerdo, es que el PSOE la quiera utilizar para dividir al independentismo y cambiar el foco», y en segundo lugar que quiera usar la mesa como fotografía, ha alertado Sànchez.

Según él, Junts lleva hablando de unilateralidad desde mucho antes de la mesa de diálogo, porque «cuando hay un Estado que reprime y que niega la posibilidad de un ejercicio democrático como es ir a votar, la unilateralidad se convierte en una herramienta, un derecho legítimo».

Y ha asegurado que ni ERC, ni Junts ni la CUP han reclamado ponerla en práctica en estos momentos: «El ‘cuándo’ es otro debate. Que el ‘cuándo’ no sea ahora no quiere decir que debamos renunciar a la unilateralidad».

Junts: sin deudas

El secretario general de Junts ha anunciado que el partido «muy pronto devolverá todos los créditos que obtuvo para poderse presentar al 14 de febrero», con lo que llegará a las municipales sin deudas y con la meta de erigirse como la primera fuerza de Catalunya, ha afirmado.

Los planes de Junts son presentarse en solitario, por lo que ha descartado una coalición con el PDeCAT: «Otra cuestión es que en el mundo local, que tiene sus realidades y características, se llegue a fórmulas para incorporar y sumar y hacer una propuesta lo más atractiva posible».

«Por nuestra parte no quedará», y ha añadido que en los contactos que ha mantenido con la secretaria general del PDeCAT, Àngels Chacón, ella se ha mostrado favorable al entendimiento.