La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido la ejecución de la pena de seis meses de prisión impuesta al futbolista francés del Bayern de Múnich Lucas Hernández por ser reincidente en delitos relacionados con violencia machista.

Así consta en auto, al que tuvo acceso Europa Press, en el que los magistrados de la Sección 26 estiman el recurso interpuesto por la defensa del exjugador del Atlético de Madrid contra el mandamiento judicial de ingreso en prisión.

El pasado 18 de octubre, el jugador francés se presentó por sorpresa en los juzgados de lo Penal de la capital para recoger el requerimiento de ingreso en prisión. Estaba a la espera de la decisión del Alto Tribunal madrileño, ya que mañana debía ingresar en la prisión que eligiera.

La suspensión de la ejecución de pena de seis meses se produce con un periodo de cuatro años y queda condicionada a que el penado no cometa un nuevo delito durante ese periodo.

Según el fallo, se condiciona asimismo la suspensión al pago de una multa que se establece en 240 cuotas de multa con una cuota diaria de 400 euros. El incumplimiento de estos deberes podrá motivar la revocación y la ejecución de la pena impuesta.

Los jueces justifican su decisión en «sus circunstancias familiares y sociales, y los efectos que quepa esperar de la propia suspensión de la ejecución y del cumplimiento de las medidas que fueren impuestas».

La Sala subraya que examinada su hoja histórico penal, si bien hay una condena por delito de lesiones del año 2018, es referida a hechos del año 2015, y que desde la comisión del delito de quebrantamiento de 13 de junio de 2017, «no consta en su hoja histórico penal la comisión de ningún nuevo hecho delictivo, lo que puede valorarse para considerar que en la actualidad no es necesario esperar a la ejecución de la pena para evitar que el penado delinca».

Los hechos se remontan al 13 de junio de 2017 cuando el internacional quebrantó la orden de alejamiento sobre la que hoy es su esposa, «dictada en condena, plenamente vigente y con pleno desprecio hacia la misma».

El defensa no podía acercarse a su entonces novia tras ser condenado de violencia machista por un incidente entre ambos meses antes. Sin embargo, pese a ello, la pareja decidió viajar de luna de miel a los Estados Unidos, y ambos se les encontró juntos a la vuelta de Miami en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, lo que significaba un quebranto de la prohibición que tenía Hernández de acercarse a menos de 500 metros.

Por este motivo, en diciembre de 2019, el Juzgado de lo Penal nº35 de Madrid condenó al actual jugador del Bayern a seis meses de prisión como autor responsable y ahora el Juzgado Penal de ejecutorias «entiende que en este caso no concurren los requisitos legales para otorgarle el beneficio de la suspensión de la pena, dado que no es un delincuente primario».

En este sentido, recordaba que «ya consta una sentencia firme, de fecha 21 de marzo de 2017, del Juzgado de lo Penal nº 35 de Madrid por delito de lesiones en el ámbito de violencia de género y otra sentencia, también firme, asimismo por un delito de lesiones en el ámbito de violencia de género, del Juzgado de lo Penal nº 5 de Móstoles (Madrid)».