Los alumnos de la Comunidad Valenciana dispondrán de vacaciones escolares en Fallas a pesar de que la fiesta popular no tenga lugar este mes de marzo. Con 22 votos a favor de mantener las fechas y 7 de posponerlas, el Consejo Escolar Municipal del Cap i Casal reunido este jueves, ha ratificado su postura de mantener la decisión que ya aprobaron el pasado 2 de febrero: dejar las festividades tal y como estaban.

Cabe subrayar que los colectivos que han votado a favor de la modificación no aprobada son las dos concejalas del Ayuntamiento, el inspector de Educación, la entidad vecinal y los titulares de los centros privados FECEVAL. De este modo, el órgano consultivo municipal sigue adelante con el calendario escolar que ya se aprobó en verano y que se ratificó en febrero y descarta aplazar los días festivos para más adelante, tal como propuso el president de la Generalitat, Ximo Puig.

    • Compartir

El presidente autonómico recomendó que no se celebrasen, aunque el alumnado fuese a las aulas para evitar nuevos contagios. Por otra parte, se planteó que los días 16 y 17 sean lectivos, es decir que los alumnos fueran a clase y que esas dos jornadas se trasladarán a mayo, concretamente al 3 y 4 de mayo, después del Día del Trabajador. Esta modalidad abogaba por que hubiera dos días festivos en Fallas y que un tercero se trasladara al 3 de mayo.

El consejo está formado por la concejala de Educación en la presidencia, un representante del Consistorio, dos del Sindicat de Treballadors de l’Ensenyament del País Valencia (STEPV), tres de CCOO, dos de USO.CV, uno de ANPE , siete de la Federación Católica de Padres y Madres, tres de directores de centros públicos, otros tantos de titulares de centros privados, un representante de la Federación de Vecinos, otro de la Administración Educativa, tres del FSIE y tres de FCPA