Se dice que un realizador es la suma de todas las películas que ha visto. A partir de una imagen, puede visualizar una escena, una secuencia e, incluso, toda una película. Siguiendo ese principio, el artista y jefe de innovación de Google Arts Damien Henry enseñó a una red neuronal a hacer un videoclip a partir de una imagen fija.

El resultado es una película de 56 minutos que ha colgado en su canal de Youtube. Como casi todos los productos visuales de inteligencias artificiales, tiene un aire onírico. “Los gráficos han sido generados al 100% por un algoritmo a partir de una foto”, señala el autor (o padre de la criatura), quien también co-inventó las Google Cardboard.

Excepto el primer fotograma, todos los demás han sido procesados por un algoritmo de predicción

“No hay edición ni posproducción. Excepto el primer fotograma, todos los demás han sido procesados uno por uno por predicción (¿qué debería ir aquí para que quede bien?). El algoritmo trata de predecir el siguiente fotograma a partir de los previos”.

Aunque los ordenadores componen música a la altura de la humana desde 2013, la banda sonora del clip de Henry es obra de Steve Reich.

Un mundo de paisajes ferroviarios

¿De dónde se ha sacado la red neuronal esas imágenes de campos y árboles en movimiento que aparecen en su creación? Henry estuvo entrenando a su ordenador enseñándole cortas grabaciones de viajes en tren. La red recordó entonces “cómo era el mundo” para ella conocido: ventanillas de trenes. Y creó de manera autónoma imágenes que se parecían a ello. No paró hasta reunir 100.000 fotogramas, 56 minutos, eso sí, a baja resolución.

No es la primera vez que se usa la inteligencia artificial para crear películas. Google hizo pruebas para que sus redes neuronales construyesen clips a partir de imágenes de su Street View.

Imagen creada por una red neuronal de Google

Imagen creada por una red neuronal de Google Mike Tyka

El ingeniero John Flynn lideró un desarrollo llamado DeepStereo, que permite automáticamente combinar varias imágenes reales para recrear animaciones fluidas.

Esta aplicación podría ser útil para crear recorridos personalizados por museos o ciudades de forma automática.

Las máquinas ya ven como nosotros

El reconocimiento de imágenes es uno de los campos más trabajados en la inteligencia artificial. Es una de las especialidades del profesor Goeffrey Hinton, padre del aprendizaje profundo de las máquinas actuales.

En una entrevista en El Independiente, señaló que éstas son capaces de aprender “como un humano”. Hinton es psicólogo cognitivo. “Mi trabajo original era saber cómo funciona el cerebro, la mejor máquina”. En lugar de destripar sesos y mirar dentro, decidió construir uno a base de neuronas artificiales.

El campo de los vehículos autónomos es uno de los más prometedores dentro del reconocimiento de imágenes. Google está particularmente interesado en ello. Para Hinton, “en cinco años serán cotidianos”.

¿Lo serán las películas artificiales también? “En nuestros cerebros la red neuronal es potentísima. Ella trabaja para nosotros. No veo por qué una red en un ordenador no puede hacer lo mismo. Con el tiempo, todo lo humano (cognitivamente) lo podrán hacer las máquinas”, señaló Hinton.