El comportamiento de un fuego es errático, cambia muy deprisa y por muchos motivos, puede deberse al viento, al terreno, al tipo de combustible que arde (pino, arbusto..), entre otros factores. Según los expertos los grandes incendios cada vez son más virulentos e impredecibles, por lo que la información cada vez tiene más valor para poder combatir el fuego y evitar víctimas entre la población y los efectivos contraincendios.

El Infoca, el Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, emplea desde este año una nueva tecnología de análisis GIS (Sistemas de Información Geográfica) que le permite compartir en tiempo real con el terreno información clave para combatir los focos y frentes de un fuego.

Desde el momento en el que se inicia la operación la gestión de datos se convierten en clave

Así ocurrió en el incendio forestal de Moguer de este fin de semana que afectó al Parque Natural de Doñana. Desde el momento en el que se inicia la operación contra el incendio la gestión de los datos se convierte en clave para que los mandos en el terreno o en las sedes del Infoca y la Junta de Andalucía puedan ver en qué situación se encuentra el operativo. Y esta información queda registrada en un mapa que muestra el estado de la acción coordinada.

“Partimos de una capa del mapa de ArcGis online [la aplicación GIS que  utilizan] en la que ponemos las posiciones de nuestro medios, tanto terrestres como aéreos, que se actualizan automáticamente. En una segunda capa también actualizamos la localización de las descargas de agua de los medios aéreos”, explica Juan Martinez de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía.

Enriquecemos el mapa con información que nos dan los compañeros y hacemos una aproximación al perímetro del incendio

Estas capas están siempre disponibles en un mapa en la web en el que se ve dónde están los medios y dónde las descargas. “En caso de que un incendio se complique enriquecemos el mapa con imágenes e información que nos dan los compañeros sobre el terreno y hacemos una aproximación al perímetro del incendio. Ellos hacen una evaluación sobre la posible propagación del incendio y deciden las zonas de actuación, las zonas peligrosas y en qué zonas poder trabajar. ” explica Martinez.

Con esta información los que dirigen el operativo del incendio pueden ver las posiciones de los medios, ver dónde descargan los helicópteros y aviones, cuál es el perímetro del incendio y qué comportamiento se espera. “El comportamiento del fuego es una previsión que se hace con la información de expertos en incendios sobre el terreno e información meteorológica, con estos datos se hace una evaluación y una estimación del comportamiento del incendio”, cuenta el técnico de la Junta.

Operativo de Doñana

Este sistema se ha usado desde el primer día en el fuego de Moguer que ha afectado al Parque Nacional de Doñana. “Desde el primer día los responsables de Huelva han estado viendo las posiciones y sus medios y nosotros, desde la primera noche, ya estábamos publicando perímetros, comportamiento y meteorología, poniendo el viento de cada momento y el esperado para las siguientes horas de la actuación. Los mandos del incendio, los técnicos de la administración, los agentes de medio ambiente y los técnicos de la empresa pública con esa información mueven a los efectivos”, asegura Martinez.

Ahora se tiene conciencia de dónde está el resto de los medios en todo momento

Según cuenta el técnico de la Junta los beneficios son muchos ya que vienen de hacer todo esto es proceso en mapas en formatos menos ágiles como jpg o pdf. Unos mapas que cada cierto tiempo se actualizaban pero que ofrecían una foto estática de la situación a los mandos y que recibían por email. “El cambio es muy grande en la medida en que no es una imagen fija, sino que lo estamos volcando en una web donde en tiempo real se van viendo todas las operaciones, medios aéreos y posiciones. Ahora se tiene conciencia de dónde está el resto de los medios en todo momento. Mejora el conocimiento de lo que tenemos alrededor y si eres más consciente actúas mejor. Si reducimos las incertidumbres funcionamos mejor”, concluye.