Conseguir el vuelo más barato para tus vacaciones está a tres mensajes de Whatsapp. Ni comparadores, ni horas navegando por internet intentando arañarle unos euros a los billetes de avión para visitar el destino del verano. En 35 segundos puedes tener el precio más barato en las fechas deseadas. Todo gracias a una start up española.

Juan Prim creó correYvuela en junio del año 2016 y lanzó su producto al mercado en enero de este mismo año. Se trata de un chatbot, el primero sin intervención humana en el sector de los viajes, que a través de un algoritmo rastrea internet y nos encuentra el billete de avión más barato. “Damos el precio más bajo en un 92% de las veces”, explica a El Independiente el propio Prim.

Y además, lo hacen rápido. Para poner en marcha el proceso sólo hay que agregar un número de teléfono a nuestra agenda del móvil y luego iniciar una conversación de Whatsapp, Telegram, Facebook o SMS con un simple “Hola”. Unos segundos después recibiremos una plantilla en la que sólo tendremos que rellenar nuestro origen, destino y fechas del viaje, y unos segundos después tendremos el mejor precio. Desde que mandamos el saludo hasta que recibimos la cantidad pasan “unos tres minutos la primera vez. En la segunda el algoritmo ya ha aprendido y el proceso dura alrededor de 90 segundos”, según su creador.

En unos pocos mensajes ya tendremos nuestro billete reservado. “El algoritmo se basa en la Inteligencia Artificial y aprende de los usuarios. Además, su tecnología recoge información de Facebook y Google”, afirma Juan Prim.

El proyecto arrancó en enero de 2017 y los inicios no fueron fáciles. “El primer mes vendimos dos vuelos”, cuenta Juan, ahora entre risas. En aquellos momentos no le hizo tanta gracia la cifra, pero la vida se ve mejor cuando actualmente los registros muestran más de 52.000 usuarios. La cifra de billetes vendidos no se puede revelar, pero la facturación se ha multiplicado por 14 desde marzo hasta junio.

Las previsiones pasan ahora por alcanzar los 300.000 usuarios antes del final del año, y comenzar 2018 añadiendo a su servicio la posibilidad de reservar hoteles. “Nuestros usuarios nos están pidiendo que también les demos el mejor precio en hoteles”, afirma Juan.

Expansión internacional

Los planes de correYvuela son ambiciosos. “El 40% de los usuarios son de fuera de España, principalmente de Estados Unidos”, dice Prim. Por esa la idea pasa ahora por conquistar tierras norteamericanas de cara a expandir al máximo su mercado. De momento, esa fuerte masa de personas procedentes de EEUU ha llegado sin necesidad de invertir dinero en promocionarse más allá de nuestras fronteras.

Para eso hace falta dinero, y el creador de correYvuela lo tiene muy claro. La empresa comenzó con una ronda de financiación semilla de 100.000 euros, que poco después se amplió con una nueva captación de fondos de 300.000 euros que llegaron de un business angel estadounidense. En su última ronda captaron 400.000 euros de inversores españoles.

“Estamos en plena captación de fondos. El objetivo es conseguir una cifra que esté en el entorno del millón de euros”, dice Prim. De momento, como buena start up, van de ronda de financiación en ronda de financiación, con el objetivo del break even a finales de 2018 o mediados de 2019, en el peor de los casos.

Llegar a ese punto de rentabilidad depende, en gran medida, de la capacidad de triunfar en los mercados a los que están a punto de lanzarse. “Francia y Alemania son el gran objetivo según comience el 2018. En un mes podemos tener el chatbot funcionando en ambos idiomas, pero primero hay que abrir los mercados”, confirma Juan.

Con un retención de usuarios que bordea el 100%, su oficina de Barcelona va a necesitar obras de ampliación en los próximos meses. Actualmente la plantilla de correYvuela cuenta con 16 empleados, pero van a hacer falta algunas manos más para atender a toda la demanda que puede llegar. En cualquier caso, estas servirán sólo para ajustar y programar. Del resto se encarga la Inteligencia Artificial.