Tras muchas promesas incumplidas, parece que el teléfono llamado a revolucionar el panorama actual puede estar muy cerca. La llegada al mercado de Essential, el smartphone diseñado por Andy Rubin, cocreador de Android, es «inminente» según ha asegurado Niccolo de Masi, el jefe de operaciones de la compañía.

Con 100 empleados, e inversores de la talla de Foxconn -el principal proveedor de Apple para el iPhone– o el gigante chino Tencent, Essential ya ha conseguido levantar más de 300 millones de dólares, más de 260 millones de euros, por lo que ya está dejando atrás el calificativo de start up.

La leyenda de Rubin, que cogió Android cuando era una pequeña empresa y lo convirtió en el gigante que es ahora, ha permitido que Essential no se haya venido abajo tras el sonoro fracaso del pasado mes de mayo. El propio Rubin anunció en la Code Conference que en un plazo de 30 días podrían empezar los envíos del teléfono, pero cumplido el plazo no se sabía nada del dispositivo. Literalmente nada, ya que la compañía aún tiene que explicar con detalla qué pasó realmente.

De Masi ha usado, en cualquier caso, la palabra «inminente» para referirse a la salida al mercado estadounidense, pero también ha afirmado que muy poco después estaría también disponible para comprarlo en Reino Unido y Japón. De momento sólo se puede reservar en su página web por 699 dólares, poco más de 600 euros al cambio actual.

Es un precio competitivo para un móvil de alta gama, concebido para pelear de manera directa con Samsung y Apple. De hecho, de Masi considera que tienen espacio para superar a los dos gigantes en sectores como el audio, el deporte o la realidad virtual, ya que, según él, ambas compañías han «frenado la innovación en favor de disparar los beneficios trimestrales».

Rubin abandonó Google en el año 2014 y desde entonces ha estado inmerso en diferentes proyectos, ninguno de la talla de Essential. Entre sus aspiraciones también está el desarrollo de los coches autónomos, aunque es algo a más largo plazo.

Móvil al gusto

Essential es un teléfono pensado para que sea el usuario el que decida qué vertiente quiere potenciar, según sean sus gustos. Uno de sus principales accesorios es una cámara que hace fotos en 360 grados, con la que pretenden conquistar a los generadores de contenidos como blogueros o youtubers. De hecho, eso son algunos de sus públicos objetivos predilectos, según ha dicho el propio de Masi. Esa cámara, que se adhiere al teléfono de forma magnética, se vende por separado por 50 euros.

La llegada de Essential es inminente.

La cámara 360 de Essential. Essential

El dispositivo tiene en sus tripas un chip Qualcomm 8053 y lleva el sistema operativo Android, aunque su peculiaridad es que no tiene aplicaciones instaladas de serie, algo que sí obliga a hacer Google a las marcas que se sirven de su sistema.

El rendimiento de la cámara es muy similar a la del Samsung Galaxy S8 que acaba de lanzar el gigante coreano, mientras que la pantalla tampoco tiene nada que envidiar a la creación de Seúl en cuanto a su tamaño y calidad, ocupando toda la parte frontal del terminal.

Un nuevo actor para pelear por el público de los terminales de alta gama. Essential llega con un estilo diferente y su terminal no tendrá ni el logo de la compañía. Su intención es que el móvil sea «una parte esencial de la vida diaria de los usuarios», que a veces necesita «tumbarse y recargar» energías. «¿Por qué cree Essential? Porque queremos cambiar para siempre la forma en la que se construyen las compañías de éxito». Lo dice el creador de Android, nada menos.