Xiaomi ya está en España. Uno de los gigantes de la electrónica en China ha hecho su desembarco oficial en nuestro país este martes, con la presentación de una estrategia que marca el primer paso de uno de los dominadores asiáticos en Europa Occidental.

Su estrategia, en cualquier caso, no va a cambiar. Xiaomi ofrece móviles con prestaciones que coquetean con la élite, pero con unos precios más habituales de la gama media de la telefonía. “Hoy es un día histórico para nosotros. Estamos muy contentos de dar este paso y entrar en Europa Occidental empezando por España”, ha explicado el vicepresidente sénior de Xiami, Wang Xiang.

Es cierto que ya era posible comprar los terminales del fabricante chino en nuestro país, pero hasta ahora no se había producido esta entrada con ventas en tiendas físicas y con un servicio de atención al usuario.

Su modelo de negocio seguirá basado en lo que ellos llaman “triatlón”, y que se compone de ofrecer un atractivo hardware, unos servicios de internet potentes y en ser competitivos en el retail. “Creemos que nuestros dispositivos serán una opción muy atractiva para los consumidores”, ha dicho Wang.

Xiaomi venderá sus móviles en internet a partir del miércoles 8 de noviembre, y contará con Amazon y Aliexpress como compañeros para los envíos. La venta física en sus tiendas de Xanadú y La Vaguada, en Madrid, empezará en unos días y a partir del próximo 22 de noviembre sus teléfonos ya estarán en distribuidores como Carrefour, Media Markt o Phone House.

Para ese desembarco han tirado de dos de sus smartphone estrella, el Mi MIX 2 y el Mi A1, que se sumarán a los dispositivos de gama media que ya se podían comprar a través de internet.

Potencia a bajo coste

El teléfono franquicia de Xiaomi es el Mi MIX 2, que por sus potencia y características no tiene nada que envidiar a los líderes de esta gama media. Su gran baza es una pantalla infinita en 18:9 que cuenta con 5,99 pulgadas, prácticamente la misma medida que el nuevo Pixel 2 XL de Google. La parte trasera está fabricada en cerámica, un material más propio de los terminales premium, y tiene las cuatro esquinas curvadas.

Xiaomi desembarca en España.

Vista de la cámara trasera del Mi MIX 2.

El rendimiento del teléfono también puede rivalizar con los pesos pesados del sector. El Mi MIX 2 tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 835 con hasta 8GB de RAM y un almacenamiento que puede alcanzar incluso los 256GB. La batería no se queda atrás y, con sus 3.400 mAh, debería aguantar toda la jornada incluso con un uso intensivo.

La cámara es otro de los puntos fuertes de este dispositivo. La cámara frontal tiene cinco megapíxeles, frente a los 12 que tiene la trasera, con un sensor fabricado por Sony y que incluye un revestimiento de oro de 18 quilates alrededor de la lente en la versión especial del móvil. El Xiaomi Mi MIX 2, con 6GB de RAM y 64GB de memoria interna costará en España 499 euros.

Una cámara de gama alta

El Mi MIX 2 es el gran argumento de Xiaomi para convencer a los usuarios, pero no será el único que llegue al mercado español. El Mi A1 llega para conquistar a los usuarios algo menos exigentes con su terminal, con un precio más asequible y con una cámara que cumple más que de sobra.

Fabricado en asociación con Google, el Mi A1 tiene como principal argumento la cámara, que rivaliza con la del iPhone 7 de Apple. De hecho, utiliza la misma tecnología dual para conseguir mejores ángulos y colores, aunque el precio del terminal es sensiblemente inferior.

Xiaomi desembarca en España.

Vista trasera del Xiaomi Mi A1.

La pantalla del Mi A1 es Full HD y cuenta con 5,5 pulgadas, con todos sus ángulos en curva. En este caso no hay ni rastro de cerámica, aunque Xiaomi ha elegido el acero inoxidable para dotar de robustez y ligereza al dispositivo.

El rendimiento es, de nuevo, más que interesante para un teléfono de esta banda de precios. En este caso el chip que lleva integrado es un Qualcomm Snapdragon 625, y cuenta con 4GB de RAM y hasta 64GB de almacenamiento interno, que se puede ampliar con tarjetas de memoria externas.

Ambos terminales funcionan con el sistema operativo Android, si bien el A1 lleva plenamente integrado el Android One, convirtiéndose de esta manera en el primer móvil de la marca china en hacerlo. El precio es más que atractivo: 229 euros.

Además, no sólo de móviles vive Xiaomi. El fabricante chino también trae a España un patinete eléctrico con 30 kilómetros de autonomía que se controla con el teléfono, un reproductor de 4K para ver Android TV, una cámara de fotos con grabación en ultra alta definición y una pulsera de actividad con una batería de 20 días. Un desembarco con toda la artillería.