Esta vez sí. El Pixel 2 es el primer teléfono 100% Google, toda vez que el gigante de internet ha comprado la división de HTC que fabricó la primera generación. La gran novedad, más allá de toda la tecnología, es que el Pixel 2 estará disponible en España, aunque todavía tendremos que esperar unos meses antes de poder tenerlo en nuestro país.

En un evento que poco tiene que ver con los que suele organizar Apple, Google ha vuelto a poner de manifiesto que lo fían todo a la inteligencia artificial. Todos los productos que han desvelado tienen como motor su Google Assistant, el asistente virtual que está impulsado por el famoso machine learning y que permite a Google ir un poco por detrás en ciertas especificaciones que, gracias a esa potencia de software, pueden aguantar el pulso a cualquier competidor.

La estrella de la jornada era sin duda el smartphone, la segunda generación y la primera que lleva el sello de Google. En dos tamaños, el Pixel 2 y el Pixel 2 XL vienen para presentar batalla en la gama más alta de los teléfonos inteligentes, al mismo nivel que los Galaxy de Samsung o que los iPhone de Apple.

Ambos tienen unas características técnicas similares ya que, como han explicado desde Google, no quieren “ponerle mejores especificaciones a la versión más grande”, en clara alusión a la estrategia de Apple. Así, las diferencias sí las podemos ver en la pantalla, pues el Pixel 2 tiene cinco pulgadas y Full HD frente a las seis pulgadas en QHD de su hermano mayor.

Los recursos de software permiten además que una cámara de 12 megapíxeles haya alcanzado la mayor puntuación jamás obtenida en la cámara de un móvil, según los baremos de DXO Mark. En total han sido 98 puntos, que superan los 89 que había obtenido la anterior versión, los 94 del Samsung Note 8 o los también 94 del iPhone 8 Plus.

Además la cámara viene con la función Google Lens, que permite sacar información a través de la cámara. Apuntando a un cartel, un cuadro o un edificio podremos obtener toda la información del mismo, como el autor, el año de creación o el de construcción. La cámara, una vez más, va a estar entre las mejores, si no se lleva la medalla de oro en esta clasificación. Además, Google cuenta con la ventaja de ofrecer a los usuarios almacenamiento gratuito e ilimitado para sus vídeos y fotos.

El Pixel estará disponible para reserva desde ya mismo en Australia, Canadá, Alemania, India, Reino Unido y Estados Unidos, aunque llegará a España a finales de este año. El Pixel 2, en su versión más básica con 64GB de almacenamiento, costará 649 dólares, frente a los 849 dólares con los que partirá el Pixel 2 XL con la misma capacidad.

En España llegará de forma exclusiva con Orange y se podrá reservar a partir del 26 de octubre en la Google Store y, más tarde, en las tiendas de Orange. Sólo llegará en la versión XL y en Blanco y Negro con una capacidad de 64GB. El precio será 959 euros.

Más hogar

Google también va a hacer una fuerte apuesta por los asistentes del hogar que, una vez más, estarán potenciados por el Google Asisstant. El director ejecutivo de la compañía, Sundar Pichai, ha presumido desde el minuto uno del potente machine learning que la compañía ha desarrollado con Google Maps o Google Translate y que ahora ha aplicado a su línea Home.

El asistente del hogar Google Home va a recibir refuerzos. El primero es el Google Home Mini que, al estilo del Echo Dot de Amazon, es simplemente más pequeño que el original, pero comparte muchas de sus funciones. Google lo ha desarrollado más como un complemento que como un producto en sí mismo, pues la idea es poder conectarlo al Google Home y poder tener varias habitaciones cubiertas. Su precio es de 49 dólares y viene de regalo con la compra de un Pixel 2 XL, aunque no estará disponible en España.

Del mismo modo, Google también ha desvelado su Google Home Max, un altavoz que tiene un potencia hasta 20 veces superior a las del Google Home en cuanto al volumen. El algoritmo permite al dispositivo identificar el ruido que hay en la habitación y adaptar su volumen para superarlo. Costará 399 dólares y, de momento, sólo estará disponible en Estados Unidos.

Pixel también en los portátiles

Pixel no sólo será el nombre que recibirán los smartphones. Google también ha bautizado así su nueva línea de ordenadores portátiles, que vienen a darle un nuevo empujón a los ChromeBook. Los nuevos PixelBook llevan, por supuesto, el Google Assistant por bandera, además de presumir de versatilidad.

Con un diseño bastante sobrio, el gigante de internet se ha enfocado en el tamaño -apenas 10 mm de ancho y alrededor de un kilo de peso- y en la inteligencia artificial para sus ordenadores. Los PixelBook, además, se pliegan para funcionar como una tablet en hasta cuatro posiciones distintas, por lo que el usuario puede darle muchos usos diferentes.

La pantalla táctil de 12,3 pulgadas soporta QHD, con procesadores i5 e i7 de Intel en su interior. La RAM alcanza hasta los 16GB en su versión más potente, con un almacenamiento interno que puede llegar hasta los 512GB, aunque también habrá versiones de 128GB y 256GB. Google ha prometido que la batería durará hasta 10 horas en uso, y que la carga rápida permite reponer otras dos horas en sólo 15 minutos.

Los PixelBook, de momento, tampoco estarán disponibles en España, aunque habrá que dar algo de tiempo a Google para ampliar los territorios a los que llegan sus ordenadores. El precio de la versión más básica será de 999 dólares.