Ciencia y Tecnología

Un nuevo dinosaurio egipcio resuelve el misterio de su evolución en África

Descubren los restos que muestran el eslabón perdido entre los grandes reptieles africanos y europeos

Mansourasaurus, dinosaurio egipcio gigante

Mansourasaurus, dinosaurio egipcio gigante Andrew McAfee, Carnegie

Nadie sabe por qué, pero en sus últimos días en la Tierra, no hay apenas evidencias de dinosaurios en África. Los fósiles encontrados en este continente desde el Cretácico superior (hace de 100 a 66 millones de años) son pocos y distantes. Eso significa que el curso de la evolución de los dinosaurios en África es un misterio. Pero en el desierto del Sáhara de Egipto, los científicos han descubierto una nueva especie de dinosaurio que ayuda a llenar esas lagunas. Este dinosaurio egipcio ha sido bautizado como Mansourasaurus shahinae y es un herbívoro de cuello largo, con placas óseas incrustadas en su piel.

Los restos fosilizados de Mansourasaurus fueron desenterrados por una expedición de la iniciativa de Paleontología de Vertebrados de la Universidad de Mansoura (MUVP), un esfuerzo dirigido por el Dr. Hesham Sallam del Departamento de Geología de la Universidad de Mansoura, Egipto. Sallam es el autor principal del artículo publicado hoy en la revista Nature Ecology and Evolution que nombra a la nueva especie.

El nombre de la criatura honra tanto a la Universidad de Mansoura como a la doctora Mona Shahin. Según Sallam, «el descubrimiento y la extracción de Mansourasaurus fue una experiencia increíble. Fue emocionante para mis alumnos descubrir hueso tras hueso, ya que cada nuevo elemento que recuperamos ayudó a revelar quién era este dinosaurio gigante».

África sigue siendo un interrogante en términos de animales terrestres en el Cretácico.

«África sigue siendo un interrogante en términos de animales terrestres hacia el final de la era de los dinosaurios», señala el doctor Eric Gorscak, investigador científico postdoctoral en The Field Museum. «Nos ayuda a abordar cuestiones sobre el registro fósil y la paleobiología de África: ¿qué animales vivían allí y con qué otras especies se relacionaban más estrechamente estos animales?»

Gran parte de la tierra donde se encuentran sus fósiles está cubierta de una exuberante vegetación, en lugar de la roca expuesta como los de la región de las Montañas Rocosas, el desierto de Gobi  o Patagonia, donde los hallazgos son abundantes. La falta de un registro fósil del Cretácico superior en África es frustrante para los paleontólogos ya que, en ese momento, los continentes estaban experimentando cambios geológicos y geográficos masivos.

Más parecido a sus primos europeos

Durante los primeros años de los dinosaurios, durante gran parte de los períodos Triásico y Jurásico, todos los continentes se unieron como el supercontinente de Pangea. Durante el Período Cretácico, sin embargo, los continentes comenzaron a separarse y a cambiar hacia la configuración que vemos hoy. Históricamente, no ha quedado claro cuán bien conectada estaba África con otras masas terrestres del Hemisferio Sur y Europa.

Mandíbula fosilizada de dinosaurio egipcio

Mandíbula fosilizada de dinosaurio egipcio

¿Hasta qué punto los animales de África pueden haber quedado aislados de sus vecinos y evolucionar en sus propios caminos separados? Mansourasaurus, como uno de los pocos dinosaurios africanos conocidos de este período, ayuda a responder esa pregunta. Al analizar las características de sus huesos, Sallam y su equipo determinaron que el dinosaurio egipcio está más relacionado con los dinosaurios de Europa y Asia que con los que se encuentran más al sur en África o en América del Sur. Esto, a su vez, muestra que al menos algunos dinosaurios podrían moverse entre África y Europa cerca del final del reinado de estos animales. «Los últimos dinosaurios de África no estaban completamente aislados, al contrario de lo que algunos han propuesto en el pasado», dice Gorscak. «Todavía había conexiones con Europa».

Comentar ()