// TODO: Revisar qué hace the_post_thumbnail_creditos K2-229 b

Recreación de K2-229 b ESO

Astronomía, Inteligencia artificial & Ciencia, InvestigaciónCon participación del CSIC

Descubierto un nuevo planeta de metal

Es similar a Mercurio, pero del tamaño de la Tierra. La vida es imposible.

Está muy lejos de nuestro Sol y muy cerca de su estrella. Tiene dos planetas hermanos. Es infernalmente cálido y se suma a la lista de casi 4.000 exoplanetas descubiertos y confirmados. Este, sin embargo, tiene una interesante peculiaridad. Es mayoritariamente metálico y se parece bastante a Mercurio. Acaba de ser presentado en Nature Astronomy por un equipo internacional que lo ha encontrado desde el observatorio ESO de La Silla (Chile), y seguido desde el espacio (Kepler) y desde Calar Alto (Almería). Lo han bautizado como K2-229b.

Su manto podría haberse evaporado a 2.058ºC. Su día dura lo que su año: 14 días.

La Tierra, Venus, Marte y algunos planetas parecidos al nuestro tienen un 30% de núcleo metálico y un 70% de manto de silicato (lo que llamaríamos simplificadamente roca). En la frontera interna del sistema solar, Mercurio tiene una proporción inversa, con una fracción de masa de alrededor del 70% del núcleo metálico y 30% del manto de silicato.

Eso es justo lo que le ocurre al nuevo planeta descubierto. A diferencia de Mercurio, K2-229b es de un tamaño un poco mayor al de la Tierra. Al principio, pensaron que sería un cuerpo similar en su composición al terrestre, dada la química de su estrella, pero “o bien se formó con una composición muy distinta o bien ha evolucionado y perdido su manto”, en palabras de los autores del estudio liderado por Alexandre Santerne (@a_santerne), del Laboratorio de Astrofísica de Marsella.

Aunque se detectó en 2016, los datos adquiridos con el telescopio de 2,2 m del observatorio de Calar Alto, en Almería, han sido cruciales para poder interpretar de manera adecuada la información proporcionada por el telescopio espacial Kepler.

¿Por qué hay planetas de metal?

“Las técnicas que utilizamos hacen que sea más fácil detectar determinados tipos de planetas”, señala uno de sus codescubridores, David Barrado Navascués (@David_Barrado), del Centro de Astrobiología del INTA-CSIC. “En este caso o ha ocurrido un impacto con un gran asteroide o la interacción con estrella hace que la parte externa original haya sido expulsada”, añade a El Independiente.

No está claro por qué hay planetas que siguen un patrón tan distinto al del nuestro, con tanto metal. Según destacan los investigadores, hay varias posibilidades que expliquen su formación, “como un impacto gigante, la evaporación del manto por el calor o el agotamiento del silicato en el borde interno del disco proto-planetario. Estos escenarios siguen siendo objeto de un intenso debate”.

La NASA tuvo una misión, Messenger, que concluyó sus actividades en Mercurio en 2015. Este año, Europa toma el relevo con la BepiColombo. La Agencia Espacial Europea (ESA) mandará una nave al planeta más cercano al Sol que mandará dos sondas a investigar el planeta interior del que menos sabemos.

Esta misión, de algún modo, podrá poner en contexto los resultados del descubrimiento de K2-229b, que en realidad fue detectado entre el 6 de julio y el 20 de septiembre de 2016. Según apunta el equipo de Santerne, “esta es la primera vez que se observa una situación de este tipo en un sistema extrasolar. Su composición es similar a la de Mercurio –apunta–. Es un excelente laboratorio para probar las condiciones en que se formaron planetas similares. La exploración de esta nueva población de exoplanetas puede complementar en gran medida las misiones in situ“.

Barrado añade que “K2-229b permite hacer estudios comparados en ambientes muy distintos. Son planetas de masas y tamaños muy diferentes, pero con estructuras semejantes. La investigación siempre abre nuevas puertas, posibilita lo inesperado. En cualquier caso, BepiColombo, una misión de la ESA en la que el Centro de Astrobiología tiene un papel relevante junto con empresas españolas y otros centros, dispone de nueva instrumentación que aportara unos datos, no solo imágenes, que completarán los de Messenger. BepiColombo responderá parte de los interrogantes sobre este misterioso planeta, pero seguramente nos planteará nuevos enigmas”.

logo
Descubierto un nuevo planeta de metal